Las infracciones disminuyeron pero el corralón se mantiene saturado

Comentó que cuando se satura el espacio para alojarlos, se realizan trámites a través del juzgado para trasladarlos a la cava de Cerro Leones, principalmente aquellos que hace mucho que están secuestrados. Consideró que hay algunas unidades que están muy bien y otras no tanto, ya que muchas han sufrido el deterioro del paso del tiempo por estar a la intemperie.

“Los secuestros e infracciones decrecieron, pero continúan siendo un número importante”, valoró. La mayor cantidad de casos se debe a la obstrucción de cocheras o paradas de ómnibus, así como también cuando, durante un operativo se detecta la presencia de varias infracciones en un mismo vehículo. En otras ocasiones es a causa de problemas de documentación de la unidad o de quien lo conduce, y otras veces ambas. El director comentó que a veces los vehículos entregados regresan al corralón con la misma cantidad de faltas.

La permanencia de autos y motos implica un costo a la oficina municipal, ya que el predio dispone de una seguridad privada que los mantiene bajo custodia, debido a que deben salir en el mismo estado en el que entraron.

A pesar de que implica un riesgo albergar tantos vehículos con combustible, mantienen todas las condiciones de seguridad requeridas. Por último, señaló que existen varias ideas para disminuir la cantidad de vehículos en el predio, pero aún no se ha resuelto nada.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario