Las molestas bicicletas y motos en el atletismo

Una vez más desde estas páginas vuelvo a mencionar lo nocivo que resulta para cualquier deportista la presencia de bicicletas y motos que en las pruebas atléticas acompañan al pelotón de punta (en muchos casos sin darse cuenta del daño que provocan).
Ayer no fue la excepción y otra vez vuelvo a reiterar lo importante que resultaría que los conductores tomaran conciencia del riesgo que generan, para los competidores y hasta para ellos mismos.
Un pelotón de más de treinta vehículos entre motos y bicicletas molestaron ayer al pelotón de punteros de la Pretandilia. No sólo con un acompañamiento peligrosamente cerca sino que además con el humo que despiden los motores que terminan quitándole el oxígeno que tanto necesitan los competidores para desarrollar todo su potencial físico.
Muchas veces en las notas periodísticas que he realizado a los protagonistas de pruebas como Tandilia, ellos mismos han hecho un llamado a la reflexión a los ciclistas y motocilistas, pero parece que éstos hacen oídos sordos a los pedidos de los propios damnificados.
Ayer hasta se pudo ver a dos ciclistas embestirse y caerse apenas 20 metros adelante del pelotón de punta en el ingreso al Parque de la Industria. Afortunadamente no hubo consecuencias para los protagonistas ni para los punteros que venían a velocidad plena luego de la bajada de la calle de tierra en los primeros metros de la prueba.
Además provocan gran dificultad en el trabajo que debe desarrollar el personal de tránsito que encabeza el pelotón y el de los reporteros gráficos de los medios y relatores de radios que impiden que estos puedan desarrollar su tarea con normalidad y eficiencia.
A solo 7 días del evento atlético más importante de la ciudad, hago un llamado a la reflexión a los protagonistas, muchos de ellos atletas, que saben lo importante que sería que el pelotón pudiese correr en forma limpia y sin obstáculos. Sería un paso muy importante si el próximo domingo diéramos una imagen de óptima organización y máxima responsabilidad por parte de los organizadores (buscando los medios para evitar la circulación de estos vehículos) y de espectadores (observando la competencia a la vera del camino). Aportemos todos nuestro granito de arena para que Tandilia siga siendo un orgullo del deporte de la ciudad.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario