Las petroleras preparan los aumentos en los combustibles que rondarían el 10 por ciento

En los días posteriores a las elecciones legislativas de este domingo y a partir de la decisión del Gobierno de liberar el mercado, las empresas petroleras empezarán a ajustar los precios de la nafta y el gasoil, con subas que rondarían el 10%.

Aunque las compañías no quieren informar sobre la fecha exacta y el porcentajes, está definido el incremento en los combustibles, que en principio iba a aplicarse antes de las legislativas.

El presidente de la Federación de Entidades del Combustible, Juan Carlos Basílico, reconoció que es inminente el aumento de los combustibles y señaló que por ahora hay “silencio” tanto de la secretaría de Energía de la Nación, como de las empresas.

El dirigente estimó que el Gobierno y las petroleras podrían acordar que el incremento se ubique en un rango de entre 6% y 7% teniendo en cuenta el impacto directo que tienen los combustibles en la inflación.

Si la aceleración inflacionaria se mantiene en este último trimestre podría complicarse la meta establecida por la autoridad monetaria para el año que viene, que se ubica entre el 8 y el 10 por ciento.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicios Independientes (AESI), Manuel García, sostuvo que “el aumento sería del 10 % y está pautado para la semana próxima porque el gobierno quiso evitar el impacto electoral” del aumento.

García sostuvo que “en vez de aumentar el precio de la nafta debería bajar, porque actualmente en la Argentina el precio de la nafta está 15 centavos de dólar por encima de los precios de los países vecinos”.

“En vez de costar como en la actualidad 19,70 pesos el precio de la nafta al público debería valer 17 pesos, pero como el gobierno tiene un déficit fenomenal, quiere recaudar más a través del impuesto a los combustibles”, argumentó en declaraciones a NA.

Agregó que la liberación del mercado “es ficticia porque YPF, que maneja el 60 por ciento del mercado se pone de acuerdo con las demás compañías y deciden los precios”.

“Hoy estamos con rentabilidad cero, pagamos 55 pesos de luz, y además debemos pagar al contado y por anticipado la descarga en las estaciones, o sea que pagamos los impuestos antes de venderlo” agregó el presidente de AESI.

Explicó que el gobierno “por el impuesto a los combustibles recauda 10 mil millones de dólares anuales y los estacioneros somos meros recaudadores, sin rentabilidad, y el gobierno se despreocupa de nuestra situación y las estaciones se siguen cerrando”.

Según las principales refinadoras la suba estaría en línea con lo dispuesto a partir del 1 de este mes en el canal mayorista, donde se aplicó un alza del 10% al 11,5%, incluyendo la eliminación de algunos descuentos, por lo que es probable que las naftas tengan un incremento de algo más que el 10% y el gasoil un 8%.

Hasta ahora, durante 2017 hubo un aumento promedio del 8% en enero, una baja del 2,5% en gasoil y del 0,1% en naftas en abril, y un incremento del 7% en julio pasado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario