Las primeras carreras del Auto Club local

A poco de fundarse el Tandil Auto Club, en 1939, la gente que le dio vida -Vicente Mella, Tomás Ruiz, César Bonadeo, Jacinto Rojas, Romeo Carabelli, Angel Speroni y Pedro Blanco, entre otros- se abocó a la tarea de buscar un escenario apropiado para la disputa de competencias automovilísticas. Así fue como surgió el circuito que se denominó “9 de Julio” -comprendido por las calles Santamarina (hoy Bolívar), Avellaneda, Riccheri y otra especialmente abierta a la altura del Tiro Federal- donde a partir del 9 de Julio de 1940 se disputaron varias competencias.
Allí se trenzaron en disputas memorables Benedicto Campos, Martín Larquin, Pontaroli, Cordonnier, Curioni y otros más, con sus “fores” modelos T. Fue el primero de los nombrados quien ganó la carrera inicial corrida sobre 60 kilómetros, estableciendo un tiempo de 52 minutos 26 segundos, con un promedio de 69,8 kilómetros por hora.
La prueba estándar para volantes locales que se efectuó a continuación fue ganada por Vicente Mella, escoltado por Jacinto Rojas, Angel Zavagno, Francisco Actis y Esteban Quaglia.
Luego se corrió la competencia principal en la que se impuso Diego Gallegos con Chevrolet, acompañado por Isaac Hernández. Empleó un tiempo de 1h 15m 10s para recorrer 92 kilómetros, señalando un promedio de 72, 52 kilómetros horarios.
Al año siguiente -el 12 de enero- se disputó una nueva competencia en el mismo escenario. Vicente Mella triunfó en la categoría estándar, escoltado por Enrique Peysegur, Héctor Genva y Antonio Vignolo. La carrera de fuerza libre, ese mismo día, fue ganada por Antonio Fage, seguido por Arnaldo Murgier, Benedicto Campos, Miguel Zubiri y Tomás Iddone.
El 11 de mayo de ese mismo año hubo otro festival automovilístico en el mismo circuito. Volvió a ganar la prueba principal Diego Gallegos, seguido por Mella, Haristeguy, Zubiri y Pelengo Vistalli.
Luego el Tandil Auto Club, alentado por el éxito de estos festivales y con la intención de programar pruebas de mayor envergadura, adquirió un terreno donde construyó su propio autódromo. Estaba ubicado frente a “Mi Valle”, camino a La Porteña, poco antes de la intersección con la actual Ruta 30.
Allí se realizó un gran festival el 1 de junio de 1947, culminando la prueba principal con el triunfo de Ernesto Nanni con Ford V8, en 40m 13s para las 40 vueltas estipuladas. Clemar Bucci, que debió abandonar, fue la principal atracción con su Cadillac de 16 cilindros. El segundo puesto fue para Martín Larquin con Ford T, tercero se ubicó José Fantó con Chevrolet, cuarto Mario Sessarego con Hudson, quinto Francisco Piombo con Ford, sexto José Goycochea con Mercedes y séptimo José Irastorza con Chrisler.
Abandonaron Benedicto Campos, Osvaldo Juchet, Fortunatti Firpo y Domingo P. Alcuaz.
La principal competencia en el referido autódromo se llevó a cabo el 3 de junio de 1951 por el premio Municipalidad de Tandil. Se adjudicó el triunfo Benedicto Campos, descontando en 14m 36s 2/10 las diez vueltas estipuladas, con un promedio de 133,917 kilómetros horarios. Segundo fue José Félix López y tercero Gonzalo Llasser. A continuación se ubicaron Carlos Hasristeguy, Ernesto Nanni y Manuel Aldayturriaga.
La prueba final fue ganada por Alberto Crespo con Alfa Romeo, en 34m 37s 7/10 para las 25 vueltas. Segundo fue José Félix López con Chevrolet y tercero Raymundo Patat con Lancia. Después entraron Haristeguy con Chrisler y Aldayturriaga con Hudson. El promedio del ganador fue de 128,117 kilómetros horarios para cubrir los 81,415 kilómetros de la carrera.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario