Lauro ganó un diploma en el lanzamiento de bala

 

Pero el atleta, de 28 años y oriundo de Trenque Lauquen (Buenos Aires), se guardó lo mejor para las instancias decisivas.
Primero volvió a mejorar su registro con 20.82, en el segundo intento; y en el tercero llegó a los 20.84 que le dieron el pase entre los ocho mejores: allí se garantizó el diploma olímpico.
En la serie por las medallas, Lauro no pudo mejorar: 20.34, 20.65 y anuló el último intento, pero cumplió largamente su sueño y compitió mano a mano con verdaderos monstruos de la especialidad.
El campeón y medalla de oro fue el polaco Tomasz Majewski (ganador también en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y plata en el Mundial 2009), con 21.89.
Segundo, y medalla de plata, fue el alemán David Storl (campeón mundial en Corea del Sur 2011), con 21.86.
Y tercero y presea de bronce resultó el estadounidense Reese Hoffa (oro en el Mundial 2007), con 21.23.
Entre ellos y Lauro se ubicaron el estadounidense Christian Cantwell (campeón mundial en 2009 y medalla de plata en Beijing 2008), cuarto con 21.19; y el canadiense Dylan Armstrong (plata en Mundial de Corea 2011), quinto con 20.93.
Lauro, sexto en el Mundial Indoor de Turquía en marzo pasado, inició la serie clasificatoria de la mañana con un envío de 20,10, luego tuvo uno fallido y en el último lanzamiento hizo historia.
Es que los 20,75 metros se convirtieron entonces en su mejor registro personal, con los que superó el propio récord nacional (20,43) logrado con la medalla de plata en el XIV Campeonato Iberoamericano de San Fernández (España), en junio de 2010.
Pero, lo ya dicho, por la tarde (la noche londinense) el de Trenque Lauquen dio lo que le quedaba: una página en la historia del atletismo argentino.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario