Legisladores postergaron el dictamen del proyecto de ley que permite el matrimonio gay

Ibarra, diputada del Bloque Encuentro Popular y Social, contó que “yo no lo puse a consideración (la firma del dictamen) porque el bloque Frente para la Victoria pidió discutirlo internamente”.
Respecto a su expectativa acerca de obtener próximamente dictamen favorable, Ibarra consideró que “hay que hacer el trabajo de debatir uno por uno (con los diputados) y está centralmente en manos del oficialismo”.
El debate para incluir a las parejas del mismo sexo en la ley de matrimonio, lo cual requiere modificar el artículo 172 del Código Civil, fue impulsado por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales.
Según Ibarra, “que lleven el mismo nombre -matrimonio- influye en temas vinculados a los hijos, ya que si no hay autorización de casamiento, el hijo adoptivo tiene vínculo sólo con uno de los adoptantes, y no puede heredar u obtener sostén alimentario del otro, que tampoco tendría derecho a régimen de visita, porque no es reconocido como papá y mamá”.
La propuesta en debate plantea sustituir la palabra “hombre y mujer” por la de “contrayentes” cuando define que los integrantes de un matrimonio deben dar su consentimiento para que la categoría quede consumada.
Ibarra comentó que las exposiciones, “a favor y en contra, fueron hechas en términos muy respetuosos” e indicó que más que la oposición activa al tema, a los diputados les “cuesta más comprometerse en la decisión” por la positiva.
“Todo indica que la población acompaña estas medidas no discriminatorias, pero, paradójicamente, sus representantes tienen más reparos”, opinó.
“No hay posición consolidada en algunos bloques, y en algunos casos tienen posturas distintas”, observó. César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “si se aprueba en Argentina, éste sería el primer antecedente en América Latina de una ley de matrimonio que incluye a las parejas del mismo sexo”.
María José Lubertino, titular del organismo contra la discriminación, dijo a Télam que “el INADI plantea la igualdad de derechos de todas las personas al acceso a la familia matrimonial, que es la que permite equiparación de los hijos y bienes de las personas”.
En tanto, el documento divulgado ayer por la Conferencia Episcopal dice que “afirmar la heterosexualidad como requisito para el matrimonio no es discriminar, sino partir de una nota objetiva (…) que tiene su raíz en la misma naturaleza del hombre, que es varón y mujer”.
“No estamos ante un hecho privado o una opción religiosa, sino ante una realidad (que) se convierte -incluso- en el fundamento de una sana y necesaria educación sexual”.
“No sería posible educar la sexualidad de un niño o de una niña sin una idea clara del significado o lenguaje sexual de su cuerpo”, dice el texto. María Laura Clericot, profesora de derecho constitucional de la Universidad de Buenos Aires, expuso ante las comisiones que “no hay razones para seguir sosteniendo la exclusión que plantea el artículo 172 del Código Civil”.
“La Corte Suprema dijo que el matrimonio es un derecho fundamental que no puede ser restringido si no se daña a terceros (y) la finalidad del matrimonio no es la procreación, sino habría que excluir a las personas que no pueden tener hijos” biológicos, fundamentó.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario