Leonel Penía culminó sexto en la competencia que hoy ganara Diego Aventín en La Pampa

El Pumita de Morón se quedó con el triunfo en la última vuelta de un Gran Premio electrizante, con un tiempo de 41 minutos 04 segundos 615 milésimas.

Ortelli y José María Lopez (Dodge) completaron el podio ganador en el marco de una fiesta exitosa que convocó unas 50 mil personas.

Josito Di Palma, Juan Manuel Silva, Leonel Pernía, Jonatan Castellano, Matías Rossi, Christian Ledesma y Mauro Giallombardo completaron los diez primeros del clasificador.

Las principales posiciones de la Copa de Oro quedaron conformadas de la siguiente manera: Aventín 115, Jonatan Castellano 114 y Josito Di Palma 107, aunque este último necesita de una victoria, condición indispensable para calzarse la corona.

Aventín que ya había ganado este año en Paraná y San Luis sorprendió a todos al protagonizar una final cargada de adrenalina y suspenso.

Es que el piloto de Morón intentó al menos en cinco ocasiones superar la marcha del seis veces campeón de la categoría pero sólo en los metros finales de carrera encontró el hueco necesario para saltar a la punta de la carrera y festejar.

Parecía que Juan Marcos Angelini era el hombre a batir durante del fin de semana tras dominar las tandas clasificatorias y ganar la primera serie con más de cuatro segundos de ventaja sobre su escolta, Leonel Pernia.

Sin embargo, el azar le quitó toda chance a poco de largarse la carrera ya que una falla en el interruptor del burro de arranque lo dejó de a pie cuando aun no se habían cumplido dos vueltas de carrera.

A partir de esta incidencia y con prácticamente 28 vueltas por delante Ortelli se vistió de líder y pasó a encabezar las posiciones con el aval que le confiere seis títulos en la categoría.

A esta altura de la prueba nada hacia presumir que Aventín se convertiría con el correr de los minutos con el protagonista final de la prueba.

Es que el vicepresidente con goce de licencia de la ACTC que había largado desde el sexto lugar primero dejó atrás a José María López y luego fue en busca del experimentado piloto de Salto, con quien mantuvo un titánico duelo hasta los tramos finales de la prueba.

“Ante todo quiero felicitarlo a Guille y quiero agradecerle los títulos que nos regaló, yo soy fanático de él de siempre, es un gran tipo y un gran piloto, me respetó y con tipos como él se sabe que se puede correr limpiamente, hay que arriesgar lo justo y necesario y hay que aprovechar, quiero agradecerles a todo y a seguir peleando”, fueron las palabras del ganador tras cruzar la linea de llegada.

Por su parte, Ortelli se dedicó a masticar bronca y a lamentarse por haber dejado escapar una victoria que estaba al alcance de la mano.

“Estoy caliente porque a nadie le gusta perder una carrera en la última vuelta. No faltaba nada por eso estoy amargado. Sin embargo estoy reconfortado porque sé que di todo” dijo en un claro mensaje a la hinchada de Chevrolet que le hizo algún reclamo por el duelo perdido.

La próxima presentación de la categoría será el 24 de noviembre re en Trelew.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario