Lester: “Ferro es un club de puertas abiertas”

Ferrocarril Sud transita las horas previas a cumplir su 97mo. aniversario, lo cual ocurrirá mañana. Ezequiel Lester, presidente de la entidad tricolor, dialogó con este Diario para explicar la situación actual del club y los avances para la concreción del polideportivo sobre la avenida Colón.
-¿En qué condiciones los encuentra este aniversario?
-El camino al centenario nos encuentra trabajando mucho, con cuestiones logradas desde todo punto de vista. En lo institucional, hemos recibido el certificado de personería jurídica, después de un trámite largo. Por más que sea un papel, da un significado de existencia, que el club no lo tenía. Eso nos abre la posibilidad de incluirnos en otras instituciones públicas, del Estado, por ejemplo AFIP, y de recibir subsidios de organismos provinciales y nacionales.
Nuestra gestión lleva un año y medio, más allá de que el proceso de normalización había comenzado un poco antes.
-¿También hay proyectos?
-Sí, fundamentalmente lo que concierne a la primera etapa del polideportivo, sobre la avenida Colón, además del jardín maternal en el inmueble que tenemos sobre la calle Arana. Al momento de la reinauguración de la biblioteca, tuvimos el compromiso del intendente Miguel Lunghi de poder gestionar juntos el camino hacia el jardín maternal. Eso es fundamental para que los chicos empiecen a transitar el club.
-¿Qué disciplinas deportivas está desarrollando Ferro y cuántos deportistas incluye?
-Las disciplinas actuales son fútbol, pelota a paleta, taekwondo y gimnasia artística. El proyecto del playón deportivo apunta a recuperar disciplinas históricas del club, como voley, handball y básquet que dejaron de estar por cuestiones de espacio y de organización. En total, estamos en más de mil deportistas y sabemos que serán mucho más a futuro.
-¿En qué consiste el proyecto del polideportivo?
-Tiene tres etapas. Por la primera de ellas se está haciendo la campaña de los mil vagones por el playón, que tiene un presupuesto aproximado al millón de pesos. Contar con ese lugar nos permitiría empezar a desarrollar disciplinas y generar un movimiento de deportistas para avanzar hacia las otras etapas.
La segunda etapa incluiría el cerramiento con el techo, y la tercera tiene que ver con infraestructura de vestuarios, tribunas móviles e iluminación que permita mostrar espectáculos de otro nivel. No nos ponemos plazos ni fechas para completarlo, la idea es avanzar poco a poco.
El terreno fue adquirido en la década del ’70, con la finalidad de hacer un gimnasio. Por distintas circunstancias, algunas propias del club y otras ajenas, no se ha podido avanzar. Ahora, de a poco, se va poniendo las cosas en su lugar.
-La segunda y tercera etapa parecen mucho más costosas. ¿Se pusieron a hacer números al respecto?
-Calculamos que serían cinco presupuestos operativos del club nuestro, algo que hoy por hoy no disponemos. Pero sí con fondos que podamos generar en otros ámbitos, más el apoyo que siempre tenemos a nivel municipal y el aporte provincial y nacional, en un futuro se podrá cumplir.
-¿Qué ocurrirá con el gimnasio actual?
-Ahí se desarrolla actualmente la gimnasia artística, que es una disciplina acorde a ese espacio. Originalmente era un salón de baile, donde tocaban las orquestas y concurría la gente del barrio y de la ciudad. Luego se improvisó como gimnasio deportivo, pero teniendo las limitantes de la infraestructura, con paredes muy próximas a los límites de la cancha y un techo bajo.
Hay una posibilidad de que ese lugar pueda conectarse con el nuevo gimnasio, a través de la planta alta de la biblioteca.
-¿Cuáles son los detalles de la campaña que llevan adelante?
-La campaña de los mil vagones está destinada a la primera etapa del polideportivo. Consiste en comprar una placa, con un vagoncito, donde figurará el nombre de la persona o de la empresa que colabora. Eso irá pegado, con la identificación del colaborador.
Los valores son de 750 pesos para las personas y de 1000 pesos para las empresas. Se puede pagar en cinco cuotas y se puede adquirir en la secretaría del club, como así también a través de promotores, muchos de ellos ex directivos del club.
Estamos apadrinados por Leonel Martens y Bernardo Romeo. Lo de Bernardo lo destaco mucho, porque cuando San Lorenzo desistió de hacer pretemporada en nuestra cancha, él tomó el compromiso de colaborar para el playón. Cuando surgió la campaña, cumplió con su palabra.
-¿También a través suyo se armó el partido de ex jugadores de San Lorenzo y Boca?
-Bernardo nos está ayudando con eso. Será el 25 de junio y habrá valores de mucha trayectoria. Se jugará en el Dámaso Latasa y la recaudación se destinará también a la obra.
-Justamente tienen buen vínculo con esos dos clubes. ¿Cómo se dio lo de Boca?
-Se dio una relación excelente, siempre somos bien recibidos por Boca. De hecho, nuestros equipos de chicos van al campus xeneize, donde son alojados durante tres días. Somos el único equipo de Argentina que tiene ese privilegio, ya que está armado para chicos de otras partes del mundo. Siempre nos guardan tres días en diciembre para vivir esa experiencia.
Fuera de eso, dirigentes y parte ejecutiva de Boca siempre están en contacto con nosotros. Nos dieron aquella gran mano con el partido amistoso, que nos sirvió para la iluminación de nuestra cancha.
-¿Cuántos adherentes tiene la campaña?
-La campaña empezó hace veinte días y tenemos doscientos vagones vendidos, más otros trescientos en manos de promotores. Quiero ser cauto con los plazos, pero vamos a llegar al objetivo, con el aporte de mucha gente.
-¿Algo más que quieras agregar para la gente de Ferro?
-Que Ferro es un club de puertas abiertas, ya normalizado. Somos una institución de los socios. Ese es el ámbito natural donde ellos deben desarrollarse y ser contenidos. Es la función clave que tenemos que cumplir.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario