Llega al Mayo Teatral “Qué grande, Negro”, un homenaje a Fontanarrosa

“Que grande, Negro”, el homenaje teatral y musical a Roberto Fontanarrosa del grupo “Aves Nocturnas”, llega mañana al Teatro de la Confraternidad en el marco del decimosexto Mayo Teatral. Con una puesta que combina el fútbol, el tango y la radio, la obra es una adaptación teatral del cuento “Qué lástima Cattamarancio”. José Spagnuolo dirige esta “transmisión en vivo de un partido de fútbol”, en donde Miguel Ángel “Cacho” Testa pone la voz junto al resto del elenco: Mayavín, Julián Rodríguez, Eduardo Valor, Alejandro Dussio, Pedro Dacosta y Gustavo y Pascual Pina, quien charló con El Eco de Tandil antes del reestreno.

 

-¿Por qué decidieron realizar un homenaje al Negro Fontanarrosa?

-Nosotros creemos que Roberto Fontanarrosa es merecedor de homenaje permanente por lo que ha dejado con su literatura y sus historietas. Ha sido adaptado por mucha gente y hasta se ha llevado al cine, siempre con buenos resultados. La obra de Fontanarrosa gusta a todo el mundo y es bien nuestra, fácil de llegar con ella a todos los públicos.

 

-¿Cómo fue la adaptación de “Qué lástima Cattamarancio”?

-Esta adaptación fue realizada en principio por José María Guimet hace ya algunos años. El director de la obra, José Spagnuolo, fue quien la guionó y la recreó con algunas nuevas intervenciones. Fue un proceso de a dos, ambos admiradores del trabajo del Negro. Se eligió este en especial después de haber revisado minuciosamente toda la obra. Hay que destacar que dentro del espectáculo, además de “Que lástima Cattamarancio” aparecen más textos de Fontanarrosa, en forma de relatos, anécdotas y cuentos.

 

-¿De qué se trata el cuento?

-La adaptación fue hecha en base a la transmisión de un partido de fútbol en vivo, lo que agrega un elemento más para la recreación como es la radio. En especial esta emisora de radio, que tiene su base en nuestra ciudad. Este partido de fútbol tiene -por supuesto- condimentos especiales que se mezclan en la transmisión, rayando en el absurdo, que lo hacen realmente divertido. Además, está mechado con tangos, cantados en vivo en el escenario, lo que hace que el espectáculo sea además musical.

 

-¿Cómo se preparan para la función?

En esta ocasión todos estamos con muchas ganas y ansiedad. Estamos trabajando mucho, ensayando varias veces por semana porque no queremos que quede nada sin ser minuciosamente cuidado. El elenco está integrado por gente joven que hace que todo sea más dinámico y fresco.

 

-¿Qué sensación tienen al reestrenar?

-Realmente estamos felices de reestrenar esta puesta, que ya fue presentada por José Spagnuolo con parte del elenco actual. En esta oportunidad me sumo yo y Gustavo Pina.

 

-¿Cómo viven la movida del Mayo Teatral?

-Con alegría y mucho interés. El teatro siempre es una buena opción para nuestra cultura y en Tandil la movida es increíble. Estamos felices de que la Subsecretaría de Cultura organice este 16to. Mayo Teatral y más allá de que seguramente hay muchas cosas para revisar y corregir, el hecho es que está, y con buena recepción de la gente.

 

Las entradas anticipadas con descuento se encuentran a la venta hasta el viernes al mediodía en El Eco Multimedios, Yrigoyen 560.

 

 

El recuerdo de un grande

Roberto Fontanarrosa, más conocido como “el Negro”, nació en Rosario en 1944. Humorista gráfico y escritor, su pasión por el fútbol lo convirtió ya de chico en un hincha rabioso de Rosario Central.

Su carrera en el mundo del humor gráfico comenzó en 1968, cuando publicó su primer chiste. Tres años después creó una parodia del agente secreto James Bond, “Boogie el aceitoso”, de la cual publicó algunos episodios en la revista Tinta. En 1972 junto con Caloi, Ian y Lolo Amengual comenzó a colaborar en la revista de humor cordobesa de Alberto Cognini, Hortensia, y en la revista Satiricón.

En 1974 nace la revista Mengano, adonde emigraron varios de los colaboradores de Satiricón y en 1976 el luego célebre “Inodoro Pereyra, el renegau” se instala en Clarín para pasar luego a la revista dominical Viva.

En 1980 Fontanarrosa comenzó a colaborar con el grupo Les Luthiers y en 1981 publicó su primera novela, Best Seller. En 1982 fue el turno de “El mundo ha vivido equivocado”, su primer libro de cuentos, al que le seguirán varias compilaciones de relatos.

Reconocido por sus pares y por el público, que lo colocó en un lugar privilegiado, en 1992 recibió el premio Konex y en 1994, el premio Konex de Platino. En 2004 fue expositor del III Congreso Internacional de Lengua Española, donde dio su recordada charla titulada “Sobre las malas palabras” y en 2006 el Senado le otorgó la Mención de Honor “Domingo Faustino Sarmiento” por su aporte a la cultura argentina.

El 19 de julio de 2007 Roberto Fontanarrosa murió en su ciudad natal. Su despedida fue acompañada por cientos de ciudadanos comunes, escritores, actores y autoridades de la política nacional. El año pasado, en su homenaje, se declaró al 26 de noviembre el Día Nacional del Humorista.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario