Llega el Ministro de Seguridad, cuando el 32% de los tandilenses pide solución en esa materia

El ministro de Seguridad de la provincia, Carlos Stornelli, llega hoy a Tandil para inaugurar la Comisaría de la Mujer y la Familia, justo cuando la sociedad tandilense ha tenido en las últimas semanas gestos constantes de preocupación y pedidos de solución en esa materia, algo pendiente según los sondeos de opinión pública que se conocieron en julio.
Uno de ellos, de la empresa local Garrido & Asociados que dio a conocer El Eco de Tandil, indicó que el 32% de los tandilenses consultados reclama al Estado soluciones en materia de seguridad. Esa cifra, solo fue superada por el 38% que aseguró que el primer problema que debería solucionarse es el de la inflación de precios.
Como correlato de esa estadística fría, instituciones y vecinos de la ciudad han avanzado con gestiones oficiales por las consecuencias de la inseguridad.
Así surgió la posibilidad de dotar de medidas de seguridad a una plaza céntrica que a diario es transitada por unos cuatro mil alumnos tandilenses tras un pedido formal realizado por directivos de los establecimientos involucrados y autoridades del Concejo Deliberante de los Jóvenes.
La reunión tuvo como protagonistas a la Comisión de Derechos Humanos, que preside María Rosa Toncovich; a las docentes Alicia Jaramillo, Rosana Florit y Nancy Mazza (de las ESB 19 y 2, y del ex Centro Polivalente, respectivamente); al capitán Walter Caballero y a la presidenta y secretario del Concejo Deliberante de los Jóvenes.
Durante el encuentro se planteó el preocupante panorama que se observa en la plaza Martín Rodríguez (delimitada por Santamarina, Sarmiento, 4 de Abril y Mitre), ya que el lugar ha sido escenario de diversos hechos delictivos en los que han sido víctimas alumnos de los establecimientos en cuestión.
Se escuchó decir que el lugar está catalogado como uno de los puntos de referencia para la venta de drogas y se reclamó la presencia policial en forma permanente, a la vez que se planteó la posibilidad de emprender acciones tales como cercado de los establecimientos, iluminación y replanteó de la plaza en materia de seguridad.
Durante los diversos turnos circulan unos cuatro mil alumnos por la plaza, por lo que la situación ?preocupa y mucho, especialmente a partir de lo que se dio hace varios meses con una alumna de nuestra escuela?.
Por eso se indicó que ?hay voluntad de empezar a trabajar en conjunto, la policía, la municipalidad y las escuelas empezar a repensar como usarla?.
Por su parte, los integrantes del Concejo Deliberante de los Jóvenes coincidieron en manifestar la preocupación y plantearon la posibilidad de emplazar en el lugar una glorieta que se transforme no sólo en lugar de encuentro para los alumnos de los tres establecimientos, sino también que facilite los momentos de ocio y de almuerzos, pedido que actuó como disparador para la posibilidad de un replanteo integral del paseo.

?El Intendente tiene
que preocuparse más?

La problemática no ha estado ajena a los pedidos de la oposición al gobierno de Lunghi, para profundizar con estrategias locales. Así lo marcó hace pocos días el legislador del FPV Eduardo Ferrer.
 ?Vivo enfrente del barrio Falucho y he participado del tema y en eso estamos trabajando y sigo insistiendo en una cosa: La inseguridad es un problema de todos. La Provincia tiene que mandar más móviles, el Intendente tiene que preocuparse más y acá hay un Foro de Seguridad que en la reunión alguien dijo que no servía, que nunca funcionó y entonces me preguntó para qué tenemos un foro…?.
Apuntó a la prevención como eje de la solución al tema de la seguridad. ?Hay que crear conciencia, hacer participar a los vecinos, que siempre están dispuestos a colaborar, no pensemos que cuando alguien dice algo lo dice para agraviar a quien hoy es el oficialismo o a la policía. No es eso, al contrario, a la policía hay que ayudarla, creo que cumple bien sus funciones, pero necesita de un apoyo importante?.

?Detenemos a las
mismas personas?

Para las autoridades policiales, en tanto, los problemas siguen siendo estructurales y se encuadran el escenario legal que deben afrontar.
El inspector distrital David Tifner, que en una charla con este Diario dio un panorama sobre el delito en Tandil, la realidad de la fuerza hoy, y se refirió también a la legislación actual  y cómo ésta incide en la reincidencia en los autores de algunos de los hechos delictivos.
Tifner reconoce que en el lapso del mes que acaba de pasar, hubo un aumento de casos delictivos. ?Estos se han caracterizado por ser cometidos a mano armada, no obstante ello, estamos dentro de las estadísticas oficiales, inclusive, con menos delitos, ya que pudimos contabilizar meses muy crudos entre 14 y 15 asaltos y hasta 17 delitos en un mismo mes, cosa que este año no hemos tenido?.
En 2008, las estadísticas hablan de siete y diez asaltos mensuales, pero para el inspector no es motivo para calmarse sino por el contrario, ?abrimos el ojo y seguimos trabajando para bajar cada vez más las estadísticas, reforzando los distintos vecindarios?.
Recurrente es la frase ?entran por una puerta y salen por la otra?. Sobre esto fue consultado el inspector Tifner: ?Ya no me sorprende porque sé que así es el sistema. La ley se ajusta al derecho y se hace lo que la ley dicta y así seguimos. Volvemos a trabajar y detenemos a las mismas personas. Un 30 por ciento de las detenciones que realizamos es de las mismas personas…?.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario