Llega ?Hay que casar a Romea?

“Hay que casar a Romea” es una obra ambientada en el medioevo, con personajes como un rey, un bufón, caballeros, princesas y dragones. 
En ella encontramos al Rey Mifasol, monarca de las lejanas tierras de “¿Quién sabe dónde?” que quiere casar a su hija Romea con el caballero Monteleto, ya que éste posee una gran fortuna y es envidiado en toda la comarca por su fuerza y facilidad para ganar batallas.
Pero el corazón de la princesa pertenece a Bartolito Capusco, quien ha emprendido un viaje en barco y fue tomado prisionero en una isla por el dragón Gertrudis y sólo lo liberará cuando llueva de abajo para arriba. El Caballero Monteleto querrá casarse con Romea sea como sea y no aceptará un ‘no’ como respuesta. 
Allí comienza a enredarse la divertida trama de la obra, cuando el Rey Mifasol y su bufón Melquíades urden un plan para lograr que la dulce Romea se case con Monteleto. Si Bartolito no logra escapar de las garras del Dragón Gertrudis, Romea estará perdida. ¿Qué pasará?
Cincuenta y cinco minutos de risas y diversión. Un espectáculo que apunta al corazón, donde los buenos son muy buenos y los malos no tan malos. Un espectáculo que habla de perseguir los sueños y lo que se desea hasta el final, y enseña que lo importante no es lo material sino lo que se lleva dentro del corazón.
 
Staff
El grupo de trabajo está conformado por: Horacio Rimoldi como el Rey Mifasol; Giselle Mena Gioveni como Romea; Sebastián Irigaray en rol de Bartolito Capusco; Nacho Claret como Caballero Monteleto; Diego Baretta es el Bufón Melquíades y Roberto Leguizamón como Dragón Gertrudis. 
La escenografía fue diseñada por Petra Hernández y realizada por Rubén Maidana, Ana Funaro y Roberto Leguizamón;  el diseño y realización de utilería es de Roberto Leguizamón, Petra Hernández y Horacio Rimoldi; el diseño y realización de Dragón es de Petra Hernández; el vestuario fue diseñado por Julio Boty Cicopiedi y realizado por El Racó Diseños; la música fue compuesta por Julio “Boty” Cicopiedi y cantada por el elenco con los aportes de Florencia Triviño; las coreografías son de Nacho Claret; el diseño de iluminación y la asistencia de dirección son de Roberto Leguizamón; y la dirección general y puesta en escena de Julio Boty Cicopiedi con producción integral de ManKa.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario