?Lo quiero ver preso?, dijo la madre de la menor abusada

“En una ocasión alguien allegado me advirtió que le había mostrado en un celular una foto de medio cuerpo desnudo de mi nena. Si bien en primera instancia hablé con ella y me lo negó absolutamente, después lo hablamos con él y dijo que en ningún momento le había faltado el respeto. Yo hice la denuncia igual, pero me dijeron que no teníamos pruebas”, relató.

En otra ocasión “nos entró a robar porque mi casa es precaria, la puerta no tiene seguridad, él conocía todo porque hacía más o menos tres años que era amigo de la familia”.

Y confió que jamás pensaron que era capaz de una aberración semejante porque “tiene 47 años, le teníamos confianza, todo el mundo del barrio lo conoce y trabaja en un horno de ladrillos en el Cerro”. 

“Hicimos la denuncia, le hicieron un allanamiento pero no le encontraron nada en su domicilio. Después pasaba en moto con un cuchillo en la cintura amenazando y decía: ´A tu mujer te la voy a abrir de arriba abajo´. Lo denunciamos de vuelta y conseguimos una restricción de acercamiento por las amenazas. Fue en septiembre, y hasta noviembre él tenía prohibido acercarse a 300 metros”, explicó.

En cuanto a lo sucedido aquella noche, detalló que mientras ella estaba trabajando, la menor estaba durmiendo en la misma habitación que el padre y sus tres hermanos, la única que tiene la vivienda.

En ese momento, “este hombre ingresó a mi casa y le dijo a mi hija: ´Despertate, que tengo que hablar con vos´. Ella, pensando que era el padre o el hermano, se bajó casi dormida de la cucheta y fue hasta la cocina. Este hombre la agarró de los pelos y la sacó de la casa; le pegó una piña en la boca y la llevó hacia un terreno baldío que está en la esquina”.

“Ella me contó que le daba la cabeza contra el piso, la levantaba y la volvía a tirar al suelo. No sé si él quería desvanecerla y conseguir la violación, lastimarla o matarla”, indicó.

En ese momento, vio la situación su vecina Mónica Verón, que llamó a la policía. “Llegó rápido, pero para eso ya él le había sacado un jean, una calza negra abajo y la bombacha, le arrancó la remera y una cadenita. No sabemos bien lo que pasó, estamos esperando los análisis, y ella está en tratamiento psicológico. Estamos esperando para saber si se consumó la violación porque hay cosas que ella no recuerda, tiene un traumatismo muy grande en el cráneo, toda la cara y el cuello hinchados”. 

 

Aguardan por

más pruebas

 

La mamá relató que “le hicieron análisis de HIV, de embarazo y demás, y hasta ahora dio todo negativo, infecciones no hay. Pero tiene una lesión vaginal porque la lastimó con los dedos, y justo ella estaba en su período menstrual. Hasta ahí se acuerda, pero nada más”, señaló.

“Cuando vio la patrulla trató de esconderla entre los yuyos. Ella estaba semi desnuda, sólo le quedaba la bombacha y un pedazo de calza. En duda está todavía si hubo o no penetración”, contó.

Y destacó que “la policía se portó muy bien con nosotros. No nos dejaron solos en ningún momento”.

Antes de cerrar la entrevista, advirtió que “esta persona estuvo detenida por violar a una discapacitada junto a su hermano. Hace poco salió de Barker. Yo no me voy a quedar quieta porque lo quiero ver preso”, concluyó. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario