Loimar reincorpora a 37 despedidos, pero el ala dura de los trabajadores hará paro

La empresa Loimar SA decidió reincorporar a 37 de los 50 despedidos, e instó a sus operarios a continuar normalmente con sus tareas a partir de las 7 de hoy. Empero, el ala dura de los trabajadores en conflicto desde el 18 de octubre no aceptó esas condiciones, y ratificó su pretensión de que la medida se extienda a los otros 13 empleados que fueron cesanteados. En esa línea de pensamiento, programan para hoy el inicio de un paro de actividades por tiempo indeterminado.
La novedad surgió ayer, luego de la última audiencia de conciliación obligatoria mantenida en el Ministerio de Trabajo. Allí, durante más de dos horas, representantes de la empresa y del Sindicato Obreros Ladrilleros a Máquina y Anexos (Solma) acordaron lo de las reincorporaciones. No obstante, fuera de la dependencia, numerosos trabajadores no acataron esa determinación y volvieron a manifestar que no se sienten representados por el sindicato.
Por la tarde, en la puerta de una planta semivacía, un cartel anunciaba ?asueto pago por revisión preventiva de hornos y equipos?, al tiempo que invitaba a retomar las tareas durante la jornada de hoy.

 

De represalias y medidas

En diálogo con El Eco de Tandil, Alberto Algañaraz, uno de los voceros de los trabajadores, explicó que ?al final de la conciliación se nos dijo que había 13 despidos. Se consultó a la gente, para ver si querían aceptar los despidos y volver a trabajar, o adherirse al paro. Mayoritariamente, en libertad, se resolvió que entramos todos o no entra ninguno?.
-¿Esa decisión implica que hoy, a partir de las 7, vuelve el paro en la planta?
-Iremos a la fábrica y nos quedaremos parados ahí. Es lo que se decidió.
-¿Qué aduce la empresa respecto a las 13 personas que se niega a incorporar?
-Se trata de aquellos que ellos creen que se han portado mal, los que hemos salido a los medios a denunciar la situación. Aunque todavía no dieron nombres. La revisión la van a hacer el 27 de noviembre.
Pero le digo, los despedidos no tienen problemas de inasistencia ni de conducta. Se trata de una represalia por el simple hecho de habernos borrado del Solma.
-Con el sindicato, ¿en qué situación quedaron?
-Solma nunca nos representó. Como era de esperar, en las audiencias no hicieron nada. La gente los abucheó en la despedida, no quiere saber más nada con ellos.
-La empresa sostiene que hay obreros que quieren trabajar…
-Mañana (por hoy) veremos. La empresa va a intentar que haya gente que trabaje. Por lo menos, afuera del Ministerio, estábamos firmes en que no íbamos a trabajar. Y creo que una gran mayoría va a cumplir con ese compromiso.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario