Los adjudicatarios del barrio Smata, con buenas noticias tras las reuniones en La Plata

El presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik, mantuvo ayer una reunión en la ciudad de La Plata con el objetivo de conseguir avances dentro del largo proceso iniciado que tiene como objetivo final lograr la regularización dominial del barrio Smata, proyecto postergado hace más de cuatro décadas.

Frolik fue entrevistado en el programa “Buenas y santas” (104.1 Tandil FM), señalando que estuvo reunido con “gente de la Escribanía General de Gobierno y también en el Instituto de la Vivienda. Ya había tenido una reunión con el subadministrador y con González Torrado que es el director de la Escribanía General, quienes habían localizado el expediente y el viernes pasado lo habían estado estudiando”.

Continuó narrando que “cuando llegué, me encontré con la nueva noticia que el expediente contiene todas sus partes, por lo que se va a poner a trabajar la escribana Natalia Navas para poder confeccionar la escritura. Me dijo que aproximadamente en unos veinte días ya me van a pasar el borrador para que se lo entreguemos al secretario general de Smata, que de acuerdo a lo que había quedado con él, le iba a alcanzar una copia del borrador para que pueda pedir el asesoramiento jurídico que necesita. Esperemos que unos veinte días esté para poder avanzar en la firma de la cesión de los derechos posesorios de Smata a favor del Instituto de la Vivienda”.

Cómo sigue

Tras cumplimentarse el primer paso, el presidente del Concejo Deliberante explicó cómo continuará el proceso. Dijo que “luego de lograr la firma, el Instituto de la Vivienda tiene que hacer lo que se llama la prescripción administrativa que es un trámite que en lo civil se llama usucapión y cuando lo hace el Estado, como lo mencioné.
Luego de eso ya viene la confección de los planos de mensura y subdivisión y una vez inscripto en el Registro de la Propiedad se conforman las parcelas individuales que es lo que permite hacer las escrituras a favor de la gente”.
En cuanto a por qué se transformó en tan complejo este caso puntual señaló que “porque son casos que están sin regularizar, son tierras que están en macizos y falta realizar todo el proceso de subdivisión y urbanización en cuanto a los papeles”.

Agregó que “en este caso es un bloque de tierra que compró Smata en el año 1973, recibiendo el mismo sindicato un financiamiento del Instituto de la Vivienda en 1993 que fue lo que permitió hacer parte de las 50 casas, las que quedaron inconclusas y ahora los propios adjudicatarios las están terminando. Los papeles quedaron sin regularizarse, algo que comenzó a realizarse hace dos años”.

Añadió que “sin tener en cuenta que el dueño falleció y complicó aún más los trámites”.

Ordenanza que
habilitó construir

De los adjudicatarios manifestó que “tienen derechos posesorios y se votó una ordenanza en el Concejo Deliberante que permitió que cada uno de los que acredite ser poseedor de una parcela se le permitió poder comenzar a construir sin que estén los planos aprobados, de acuerdo al procedimiento que establecimos en un convenio que firmamos con el Instituto de la Vivienda”.

Remarcó que “en cualquier otro trámite normal en Tandil se necesita la titularidad de la tierra para poder aprobar los planos. En este caso no lo tienen, pero a través de esa ordenanza se permitió que puedan empezar a construir”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario