Los alumnos del Colegio San José, indignados por los daños de su carroza para la Farándula

En diálogo con El Eco de Tandil Augusto Macagno, Conrado Sánchez, Bautista Morel y Sofía Vicente, alumnos de quinto año del San José, relataron que cuando llegaron ayer alrededor de las ocho al galpón ubicado en Beiró y Sol de Mayo, se encontraron con que les faltaba la bandera de la agrupación, otra estaba toda mojada y una parte de la carroza estaba rota.

“Puntualmente, lo que hicieron fue robarnos la bandera, la rompieron, la escribieron y la tiraron en cercanías al colegio burlándose de la agrupación. Además la carroza tiene una piedra de papel mache y estaba toda rota, le pegaron unos palazos y la habían defecado; mientras que las banderas, una se la robaron y la otra la orinaron”, describieron los alumnos.

Según manifestaron los chicos, el portón estaba cerrado con una traba, la cual  abrieron, para luego romper la cadena del candado y entrar al galpón. “Nos escribieron las paredes con el nombre de nuestra agrupación y burlándose de nosotros. Esto nos pone muy mal porque después de estar trabajando tanto tiempo y ponerle tanta pila en algo como la Farándula y ver todo esto roto, te baja mucho las ganas de seguir. La verdad que no está bueno crear un ambiente así porque las peleas o cosas que se producen debido a esto. Es horrible”, destacaron.

Con gran indignación e impotencia, los jóvenes advirtieron que no había necesidad de hacer lo que hicieron ya que confirmaron que nunca generaron ninguna situación como para que les hagan algo así. Sobre todo “fue una desilusión para las chicas que hicieron con mucho esfuerzo la bandera y estuvieron horas dibujando y pintando”.

 

Rivalidades

 

Con respecto a la rivalidad que año tras año aparece en estas instancias de la Farándula, los alumnos indicaron que siempre existió con otras agrupaciones pero “se pasaron un poco y sobre todo a 48 horas de la presentación y con todo el esfuerzo que hicimos”.

Además destacaron que en Tandil se sabe que pasa esto con la Farándula, pero manifestaron que les llegaron comentarios que en otros galpones también intentaron entrar; como por ejemplo en la Triple S, a quienes les habrían intentado entrar las mismas personas pero los vecinos avisaron antes y evitaron el vandalismo.

Por su parte, Valeria Aramburu, una de las mamás, resaltó que los adultos se están tomando este tipo de cosas muy a la ligera “justificando que esto es el folclore típico de la Farándula pero no lo podemos tomar así. No es un mensaje constructivo para los chicos cuando tendría que ser un espacio de creatividad y para que lo disfruten”.

 

Ayuda de todos

 

Por lo pronto y ante estos sucesos destructivos, los jóvenes permanecerán acampando en el galpón junto a algunos padres que puedan hasta el día de la Farándula y probablemente suspendan los ensayos generales ya que no les queda otra opción que terminar con la carroza y la bandera para llegar a participar.

No obstante, los chicos agradecieron a todos los padres que le pusieron el hombro a la situación y a las autoridades del Municipio que, ni bien se enteraron, se acercaron y les alcanzaron todo lo que necesitaban.

“Tuvimos que comprar todo de nuevo”, concluyeron los chicos.

 

Padres de alumnos de Comercio están preocupados porque sus hijos recibieron amenazas

Luego de lo ocurrido con la carroza de los estudiantes de San José, padres de alumnos de la agrupación conformada por alumnos de Comercio, Estrella de Belén y de la Escuela 37  expresaron preocupación por amenazas que recibieron sus hijos de chicos de otras agrupaciones. A raíz de las mismas, hacen guardia en el galpón donde tienen la carroza, situado en la avenida Lunghi al 800, para evitar cualquier tipo de destrozo o incidente.

En ese sentido, María Gabriela Ortiz explicó que “los chicos están siendo amenazados, vigilados. Han pasado chicos de otras escuelas y les tiraron cascotes. Se están turnando para cuidar la carroza y la casa que está delante del galpón”.

“Tenemos miedo de que pase lo mismo que con los chicos de San José. Si se quema la carroza o la bandera no es el problema, pero sí lo es si los chicos resultan lastimados. En ese galpón tuvieron la suerte de que nadie salió herido pero la mayor parte de los galpones no son de los chicos. Ya no les prestan los mismos galpones por este tema, porque todos los años pasa lo mismo”, manifestó.

En cuanto a las amenazas en sí, especificaron que “les van a quemar la carroza esta noche (por ayer por la noche). Incluso llamaron a la policía. Pero las amenazas vienen desde hace aproximadamente dos semanas”.

En tanto, Marisa Conforti agregó que “vienen chicos de 17, 18 años de otras agrupaciones a la puerta del galpón o gente que ellos mandan y realizan las amenazas, se ven que paran en camioneta o pasan vigilando o van caminando a la par de los chicos. Los siguen”.

 

“Tenemos miedo”

 

“Tenemos miedo de lo que les pueda pasar. Es una fiesta, están desde el año pasado juntando plata y organizando, todo el esfuerzo que lleva la farándula y el egreso y que a dos días, estar penando para que no les rompan la cabeza”, sostuvo Ortiz en diálogo con El Eco de Tandil.

“Acá cerca está el galpón de SAFA que quisieron entrar y no pudieron, y al Instituto Martín Rodríguez le rompieron el armazón de la bandera. Así que no es sólo con San José o con Comercio sino con varias agrupaciones”, señaló.

A su vez, aseguró que los chicos vieron las caras de los que profirieron las amenazas, los conocen y saben a qué agrupación pertenecen.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario