Los ambientalistas dicen que la Ley de Minería se queda ?a mitad de camino? y piden cambios

La Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil mostró nuevamente ayer sus diferencias con el proyecto que avanza en la Cámara de Senadores provincial para terminar con las explotaciones mineras dentro de la poligonal.
En principio, sufrieron su principal revés cuando la figura de ?paisaje protegido? se impuso a la de ?áreas protegidas?, que vienen promocionando. No obstante, intentarán que se incluyan modificaciones de acuerdo a sus demandas: Que las explotaciones cesen de inmediato y que se prohíba la construcción en las sierras.
Ana Fernández, vocera de los ambientalistas, celebró ante El Eco de Tandil que al menos se hayan garantizado las fuentes de trabajo, pero fue clara al decir que la ley ?se queda a mitad de camino. Es conformista?.

Las primeras
consideraciones

-¿Cómo evalúan desde la Asamblea los últimos acontecimientos, incluyendo el paso del proyecto por la Comisión de Ecología y Medioambiente de Senadores?
-A nosotros nos parecía imprescindible que la Comisión de Ecología tuviera participación en este proyecto. Era impensable que no pasara por Ecología. Como sabe todo el mundo, defendemos una posición que es la misma que hemos llevado adelante durante muchísimos años, que es áreas protegidas. Creemos que hay que detener el impacto de las canteras, pero también que hay que detener otros impactos como el de la construcción, que realmente está siendo y va a ser muy problemático en todo sentido, tanto por el paisaje, como por el ambiente y fundamentalmente por el agua.
-El Senado ya se expidió por ?paisaje protegido?, descartando su lucha por ?áreas protegidas?. ¿Qué opinión le merece?
-Claramente, el proyecto no va a pasar a ser de ?áreas protegidas?, porque todos los bloques se han expresado a favor de la figura de ?paisaje protegido?. Nosotros no estamos de acuerdo, seguimos creyendo que la mejor figura es ?áreas protegidas?.

Logros y plazos

-Pero reivindica algunos logros…
-Hay algo que se da después de tantos años de luchar: Cayó el argumento que exponían desde el otro lado, acerca de que no se podía hacer nada por las fuentes de trabajo. Nosotros siempre dijimos que sí se podía si había voluntad política. Ahora, este acuerdo muestra que efectivamente se puede, porque de los 16 artículos, 7 son para garantizar los derechos de los trabajadores. Eso nos parece muy bien, porque es imprescindible para hacer una inversión en lo que es cuidar el patrimonio de la ciudad.
-¿Pero continúan discrepando con la cuestión de los plazos?
-Claro, no entendemos por qué si el Estado, todos nosotros, vamos a hacer ese esfuerzo, no hay un cese inmediato de las explotaciones. No se entiende cómo si se va a cuidar algo, se permite seguir destruyendo durante meses. Si el objetivo es preservar, debería ser inmediato.
-¿Albergan alguna esperanza de cambios?
-Tenemos alguna esperanza de que en la sesión se modifique. De hecho estamos hablando con los senadores por los plazos, y para que incluyan el tema de la construcción.

Las construcciones,
un tema olvidado

-Lo de la construcción quedó en el olvido…
-Se están basando en una ley de ?paisaje protegido?, pero el texto de la ley que manejan no dice una palabra de la construcción. Tenemos claro que a pesar de que hay un plan de ordenamiento, en la práctica no es lo suficientemente protector de las tierras, porque se permiten algunas construcciones. Pero además de eso, lo que está en la letra es avasallado todo el tiempo tanto por los particulares como por el propio Estado, que no ve lo que está ocurriendo o hace permanentemente excepciones. El ejemplo más claro es la Posada de los Pájaros, que cuando quiso hacer una ampliación fue el propio Intendente el que estuvo trabajando para otorgarle la excepción e incluso aprobó por decreto el estudio de impacto ambiental, lo cual es realmente poco feliz.
-El revés, ¿los hace pensar en claudicar?
-No, seguiremos pidiendo ?áreas protegidas? y lo haremos cuando el proyecto pase a Diputados. Nuestra propuesta sigue siendo la misma, que es la que llevamos a la consulta popular y la mayor parte de la gente la aprobó.
-Lamentablemente los senadores han elegido una figura que no es la mejor. Creo que en cuanto a la figura no podemos esperar que haya cambios, sí esperamos de todo corazón que se modifique el tema de los plazos y la construcción, que se discuta y se vea reflejado en el proyecto.

Interpretación errada

-Carlos Fernández sostuvo que es ?normal? que los ambientalistas ?tensen la cuerda?, pero que ?los que tienen responsabilidades concretas deben ser más mesurados? a la hora de tomar decisiones. El se refiere a una ?franja ancha? de la sociedad contra las posturas extremas…
-Creo que es una interpretación errada de nuestros gobernantes, porque ellos consideran que lo que la mayor parte de la gente defendió, por ejemplo en la consulta popular, es una posición extrema. Nosotros creemos que realmente expresa lo que la ciudadanía quiere. Y la ciudadanía tiene derecho a plantear cuál es el modelo de desarrollo que quiere para su ciudad. Eso que es tan obvio lo ponen en un plato de la balanza, y en el otro ponen a algunos inversores foráneos que vienen a instalarse sobre las sierras. Me parece que eso tampoco es democrático, porque no representa al pueblo en su conjunto. Deberían tener en cuenta el interés general por sobre el particular.
-Una reflexión final.
-Lamentablemente creemos que se han quedado a mitad de camino, sobre todo teniendo en cuenta el enorme esfuerzo que se va a hacer, y es absolutamente lógico y necesario para garantizar las fuentes laborales. Ya que el Estado está poniendo tanto, debería ser para obtener un objetivo bastante importante. Nosotros no somos conformistas, y evidentemente en esta ley hay una cuota bastante grande de conformismo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario