Los Cardos cerró otra buena temporada con el Bloque

Aunque la aspiración era repetir el campeonato del año pasado, no se puede ocultar el muy buen rendimiento que alcanzaron las divisiones juveniles de Los Cardos en esta temporada, con el segundo puesto en el Bloque, detrás de Sporting.
Más allá de que se trata de categorías formativas, es inevitable la referencia que tienen los resultados, que sin dudas son un indicador de la calidad del trabajo. En esta temporada, Los Cardos no pudo alcanzar el campeonato en ninguna de las tres categorías, más allá de que en M-16 y M-17 arrancó como candidato y peleó hasta el final, logrando el subcampeonato en ambas.
En este 2012, la división que no alcanzó mucho protagonismo fue la M-15. Ante la conformación de un grupo muy numeroso, que venía desde el último año de infantiles, el club decidió formar equipos A y B para que los casi 60 jugadores fichados tuvieran más chances de jugar. Esto hizo que se dividieran las fuerzas y que ninguno de los dos equipos alcanzara la solidez necesaria como para conseguir mejores resultados, aunque en ambas formaciones se vieron jugadores con mucho potencial, que seguramente empezarán a despegar en M-16.
La M16 verde parecía la categoría con más chances de campeonato, no solo por su capacidad sino por jugar en una categoría en la que la mayoría de los clubes no logra presentar equipos fuertes. Terminaron invictos la primera parte de la temporada, y luego sufrieron un par de derrotas inesperadas que les restaron chances. Sin embargo, llegaron a la penúltima fecha con chances de alcanzar el título, y perdieron en un durísimo encuentro frente al que sería el campeón, el sorprendente San Ignacio.
El plantel de M-17 venía con el antecedente de haber sido campeón en M-16 el año pasado, pero como suele ocurrir, sintieron el cambio de categoría y, aunque dieron pelea hasta el final, perdieron más partidos de los esperados. Como en todos los clubes, esta es una división crítica, ya que los jugadores dan el salto a la M-19, con cambios siginificativos en cuanto a técnica y rendimiento físico. Además, en los clubes de nuestra ciudad los equipos suelen quedar diezmados por la cantidad de jugadores que emigran por razones de estudio. Más allá de eso, Los Cardos intentará mantener la base para armar una buena Menores de 19, una categoría que no logró consolidarse en los últimos años. Jugadores como Fermín García Guerrero, Ignacio Calles o Juan Brescia tienen todas las posibilidades de seguir creciendo en la próxima temporada, para armar un buen equipo alrededor de ellos.

El fin de semana, los seven
 
Como en cada cierre de temporada, inmediatamente después de terminada la temporada regular de juveniles llegan los seven de cada categoría. Estos se disputarán el próximo domingo con los clubes campeones de cada división como anfitriones. Así, el seven de M-15 se jugará en Universitario, el de M-16 será en San Ignacio y el de M-17 en la Villa Marista. Los torneos tienen carácter de obligatorio para todos los equipos. Los Cardos y Los 50 estarán entonces el próximo fin de semana en Mar del Plata buscando ser protagonistas del rugby de siete.
Avanzan en los Bonaerenses
Las divisiones juveniles de Los Cardos avanzaron a la etapa final de los Juegos Buenos Aires, que se jugará en La Plata el 27, 28 y 29 de noviembre. La semana pasada, la Menores de 16 logró la clasificación al superar por 55-0 a Villa Gesell, y en Menores de 17 superaron a Villa Gesell (31-0) y a Mar del Plata Club (45-0), respectivamente. Esos tres equipos serán los que estarán en la definición de la competencia en la capital bonaerense.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario