Los centros privados suspenderán IOMA si no se cancela la deuda

Lo cierto es que referentes de los centros privados locales formaron parte este miércoles de un encuentro de la entidad que tuvo lugar en la vecina localidad de Azul, sede del distrito VIII. Allí, abordaron la problemática y determinaron continuar con la prestación hasta el lunes, a que la Provincia cumpla con la promesa de pago.
Luego, decidieron comunicar la novedad a través de una solicitada dirigida al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a las autoridades de IOMA y a la población en general, y en la que plantearon que “las clínicas, sanatorios y hospitales no pueden seguir funcionando con cuatro meses de servicios brindados y sin ningún ingreso”.
Además, detallaron que “con lo cobrado hasta abril no se puede afrontar el pago de salarios, el incremento otorgado por paritarias del 25 por ciento, insumos, medicamentos, impuestos, tasas, tarifas y demás egresos devengados hasta la fecha”.
“Si no se cumpliera la promesa de IOMA de pagar el resto de mayo, el lunes se tomará la determinación de suspender la cuenta corriente por el término de 48 horas”, concluyó tajante la solicitada publicada en este Diario.

Situación actual
 
Ante este panorama, El Eco de Tandil dialogó con Susana Garrone, secretaria del directorio del Sanatorio Tandil, quien calificó como “bastante complicada” la situación por la que atraviesan puesto que “trabajamos mucho con IOMA”.
Lo cierto es que la obra social adeuda “desde mayo” las prestaciones. Y ante “una promesa de pago que hay para el lunes, quedamos en esperar hasta esa fecha. Si no se hace efectivo ese 50 por ciento del mes de mayo, vamos a suspender durante 48 horas”, expuso.
Además, aseguró que “ninguno de los que participamos de la reunión estuvimos de acuerdo en hacer el corte definitivo porque en la ciudad hay mucha gente que tiene IOMA y tampoco podemos dejar de atenderlos”.
De todos modos, en caso de no cumplir el pago, el centro asistencial privado atenderá “sólo las urgencias”, mientras que para los casos de internación programados dentro de esos dos días de suspensión se acordará otra fecha.
 
“El costo es muy alto”
 
Por otro lado, Susana Garrone contextualizó que a pesar de esta deuda “los servicios los hemos prestado siempre”, y que “nunca llegamos a cortar”.
Sin embargo, y en este caso puntual, el Sanatorio Tandil fue haciendo frente a la falta de pago. “El costo en este momento es muy alto porque son cuatro meses de deuda y ya es mucho para nosotros y para todas las clínicas”, graficó la secretaria, quien acotó que es necesario “pagar los sueldos, los insumos están muy altos y tampoco podemos afrontar tantos costos”.
A ello se suma que en esta ciudad es “muy importante” la cantidad de afiliados a la obra social bonaerense.
“Nuestra intención no es cortar los servicios”, ratificó. u

“Apelamos a que las autoridades den algún tipo de respuestas”

En forma paralela, desde el Círculo Médico de Tandil reclamaron respuestas ante los reiterados pedidos efectuados por la demora en los pagos por prestaciones que la obra social mantiene con los profesionales médicos de la ciudad.
El presidente de la entidad, Jorge De Castro, trazó un panorama complejo para los profesionales y resaltó que “no hemos puesto ningún tipo de plazo porque estamos esperando una respuesta a las notas presentadas ante la presidencia de IOMA”.
La obra social que en Tandil  tiene cerca de 20 mil afiliados, también adeuda prestaciones desde mayo, aunque “ya estaríamos con deudas del mes de junio porque teóricamente tienen que pagar a los 60 días de presentadas las facturas”, apuntó.
Ante este escenario, el profesional aseguró que “la situación va a estar normal” y que “estamos esperando algún contacto a los reclamos presentados ante las autoridades correspondientes”.
“La situación es muy difícil porque dejaríamos sin atención a nuestros propios pacientes”, dijo Jorge De Castro, quien remarcó que “estamos apelando a que las autoridades competentes den algún tipo de respuestas a los reclamos”.
Sucede que “estamos reclamando por un trabajo que se ha realizado”, y que incluso “son prestaciones que los médicos han realizado con insumos propios”, ejemplificó.
Por eso, consideró que “los médicos somos rehenes de una situación que está por arriba nuestro”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario