Los divorcios en trámite en Capital Federal son en un 90 por ciento de mutuo acuerdo

Entre enero y julio de este año, 6486 parejas se casaron, mientras que 4201 solicitaron el divorcio, según datos del Registro Civil porteño.
En el año 2007, de los 8180 divorcios solicitados, 7336 se pidieron por causales objetivas, es decir, ningún miembro de la pareja le imputó al otro una culpa, sino que alegaron la separación de hecho por haber transcurrido más de tres años -plazo exigido por ley- desde la celebración del matrimonio, según publicó hoy el diario La Nación.
Un estudio que realizó Marisa Herrera, investigadora del Conicet y abogada especialista en derecho de familia, planteó, entre otras hipótesis, que la ruptura matrimonial ya no es vista como un fracaso personal ni la decisión de contraer matrimonio es considerada para toda la vida, además de que el divorcio está cada vez más aceptado socialmente.
Según el censo poblacional de 2001, el 21 por ciento de las parejas porteñas convive sin papeles.
“No tiene sentido dificultar la separación a una pareja que simplemente ya no funciona”, dice Marta, de 39 años, que se divorció hace unos meses después de ocho años de matrimonio.
“Lo nuestro fue una decisión conjunta: tenemos un hijo de 5 años y no queríamos que siguiera viviendo nuestras peleas constantes”, cuenta Marta.
La mayor parte de las parejas que se divorcian en la actualidad tienen entre 35 y 45 años. Muchas, con hijos pequeños. En promedio, estas parejas tienen una vida conyugal de alrededor de diez años.
Las parejas desde el punto de vista legal facilitan los trámites al llegar a un divorcio de mutuo acuerdo.
Un proyecto de la diputada nacional Marcela Rodríguez (Coalición Cívica-provincia de Buenos Aires), que ya fue aprobado por la Cámara baja, propone la modificación del artículo 236 del Código Civil para eliminar la obligación de una segunda audiencia en la realización de un divorcio de mutuo acuerdo.
Hasta ahora, las parejas que se quieren divorciar de mutuo consentimiento tienen que pasar por dos audiencias.
En la primera, las partes explican al juez los motivos del divorcio y tienen 60 días para reconsiderar la situación. Luego, son convocados a un segundo encuentro que, a juicio de la diputada Rodríguez es “casi burocrático y muchas parejas -dijo- ni siquiera se presentan”.
El Código Civil establece que “transcurridos tres años del matrimonio, los cónyuges, en presentación conjunta podrán manifestar al juez competente que existen causas graves que hacen moralmente imposible la vida en común y pedir su divorcio vincular”.
El divorcio también puede tramitarse, actualmente, por Internet y muchas parejas realizan sus consultas mediante la web.
“El divorcio en sí se tramita judicialmente, no a través de Internet. Nosotros sólo facilitamos el acceso a la información y al asesoramiento a quien nos contacta”, aclara Hosanna M. Echevarría, directora de www.divorciovirtual.com.ar , un estudio jurídico especializado en divorcios y derecho de familia.
Echevarría cuenta que cuando es un divorcio de mutuo acuerdo el trámite demora entre tres y seis meses y cuesta alrededor de 2000 pesos.
Según Raquel Rascovsky, especialista de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), hoy todas las decisiones “se hacen como un trámite. La gente piensa que todo se soluciona como en la computadora: si no funciona, presiono «reset» y empiezo de nuevo”, critica Rascovsky. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario