Los efectos de la crisis global en Tandil aún no se pueden dimensionar con claridad

El empresario y ex titular de la Asociación de la Pequeña y Mediana Industria de Tandil, Omar Farah, coincidió con el licenciado en economía Humberto Esponda ?que se desempeña en la Secretaría de Desarrollo Local de la comuna- acerca de que los efectos de la crisis mundial se sentirán en las empresas locales, no obstante lo cual una evaluación certera aún resulta prematura.
El contador Omar Farah dijo que no analizar la situación ?como crítica sería realmente muy poco inteligente y pensar que efectivamente esto no nos va a pegar de ninguna manera también sería una locura?.
No obstante aclaró que lo que asombra al mundo ?nos impacta de otra forma, porque a lo que nosotros estamos acostumbrados, el mundo se está empezando a acostumbrar?, tras lo cual mencionó que ?el argentino nunca compró con crédito o muy pocas veces, las empresas estamos acostumbradas a no trabajar con crédito?.
Si bien ?lo que le pasa ahora al mundo es algo que en términos de economía y financiación no es diferente, para el Primer Mundo es realmente impactarte?.
Farah dijo que hasta ahora ?para las empresas nuestras, que no están directamente vinculadas a Estados Unidos o Europa, la crisis no ha tenido impacto real, aunque sí creemos que cuando esto pase de la ebullición va a repercutir en el resto de los mercados?.
Admitió una preocupación por la reacción de Brasil, ya que con su devaluación impacta directamente en los mercados, aunque estimó que el dólar en la Argentina se irá corrigiendo, ?lo que hace que se mantenga similar la posición de intercambio?.
Farah acotó que el sector agropecuario ?estaba más paralizado por el problema del sector que por la crisis en sí?, mientras que ?en el sector metalmecánico no se han paralizado los proyectos para las automotrices mientras que en los pedidos que tenemos de Europa todavía no tenemos restricciones ni de pago ni de baja de órdenes de compra?.

 

La visión oficial

En tanto, Humberto Esponda dijo inicialmente que ?esta crisis global da la oportunidad a los economistas de replantearse el rol del Estado, si tiene que ser estatista o dueño de las empresas, o todo tiene que ser del mundo de los privados?.
Añadió que ?hoy los estados están rescatando a las empresas privadas. Es un debate que demuestra claramente que es necesario analizar e integrar ambas partes para pasar a una nueva economía que debe surgir después de la crisis?.
Esponda dijo: ?No sé si hay muchos antecedentes en cuanto a la coordinación del trabajo de los bancos centrales para bajar la tasa de interés como para poder impulsar un poco el consumo?.
Por ahora, ?Argentina de alguna manera se ha mantenido un poco aislada, pese a que grandes esfuerzos de exportación han sido truncados?, aunque ?la magnitud de la afectación no la conocemos. No sabemos si será un golpe muy fuerte o leve?.
También hubo coincidencias al analizar el valor del dólar, ya que Esponda consideró que ?el Banco Central tiene mucho cuerpo para sostenerlo en los márgenes que quiera, eso que todo el mundo quiere resguardarse allí. Antes de entrar con Omar debatíamos su tope y yo me mantenía en 3,80, mientras él llegó a 4 pesos. No se trata de disparadas como pasaba en crisis anteriores?, aclaró.
Por su parte, Farah se refirió a los reparos a tomar, lo que ?depende de la posición de cada uno?, ya que ?habrá restricciones en la financiación, aumentos en las tasas, los plazos que uno ha dado a sus clientes se cortarán y el plazo que disponíamos para la compra va a aumentar?.
Concluyó en que ?cuando pase este terremoto, nos encontraremos con una restricción de la demanda?, por lo que se mostró partidario de mantener ?una posición fetal, bien posicionado en las cuentas a cobrar y monitoreando las cuentas a pagar. Así, esperar que pase el temblor?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario