Los farmacéuticos evalúan suspender los turnos en protesta por la apertura de locales sindicales

La medida de fuerza, que podría arrancar a partir del próximo lunes, contempla la suspensión de los turnos que habitualmente cumplen las farmacias, de acuerdo a un cronograma acordado previamente.

“Las farmacias se organizan para que todos los días haya por lo menos el 10 por ciento de farmacias abiertas y atendiendo”, explicó el tesorero y reconoció que “suena fuerte” esta medida de protesta pero “la persona que concurra a una guardia se va a poder dirigir a la farmacia del Hospital a buscar el medicamento. Tendría que quedarse el farmacéutico de guardia”.

Calificó la medida de fuerza como “muy extrema” y argumentó que “sentimos desde el colegio que es la única forma de ser escuchados”. Además, adelantó que podrían sumarse farmacias de localidades del interior bonaerense que “están siguiendo con mucho detalle lo que sucede acá”.

 

Los fundamentos

 

La protesta sería una de las consecuencias de la pulseada protagonizada por el Colegio de Farmacéuticos y las farmacias sindicales. Los profesionales colegiados reclaman que se cumpla la ley y denunciaron que en Tandil hay 38 farmacias de acuerdo a lo previsto por el último censo y la cantidad necesaria conforme a la normativa vigente.

Gustavo Miraglia explicó que a través de una solicitada manifestaron su oposición a la apertura de nuevas farmacias sindicales en la ciudad. Recordó que el año pasado se pronunciaron en contra de la apertura de la segunda farmacia del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, cuando la presidenta del Colegio de la Provincia de Buenos Aires, María Isabel Reinoso, trató de hacer uso de la Banca XXI, aunque “no se pudo expresar porque este gremio, con los afiliados, interrumpieron la sesión y no dejaban hablar”.

En lo que respecta a la postura del Colegio de Farmacéuticos, puntualizó que nadie se opone a la apertura de una farmacia sindical porque está creada con un muy buen fin que es favorecer a los afiliados de ese sindicato y aclaró que le parece muy bien que no se les cobren impuestos. Sin embargo, objetó que cualquier persona que va a una farmacia sindical de Tandil puede comprar un medicamento sin la necesidad de ser afiliada a ese sindicato.

“El problema es que todas estas farmacias beneficiadas por la quita del impuesto atienden otras obras sociales o prepagas para las cuales no fueron creadas y encima hacen un descuento adicional al mostrador; pero nadie regula esto, debería hacerlo el Ministerio de Salud a través de sus inspectores pero no lo hace nadie”, destacó el tesorero.

Agregó que ahí es donde se produce una competencia desleal. “A la farmacia privada, que es quien verdaderamente mantiene el sistema de salud no sólo en Tandil sino en toda la provincia, se la perjudica tanto por los impuestos y por tener que hacer turnos que no son rentables”, indicó.

Por otro lado, manifestó que si es una farmacia creada para un gremio, tiene que cumplir con esa función y si se escuchan las declaraciones que se hicieron a la prensa, se anunció que el barrio necesitaba mucho este servicio. “Sin embargo, parecen chicanas porque si se ve alrededor hay a cuatro cuadras una farmacia en Quintana, a otras tres en Del Valle, entonces tampoco es tan así”.

 

Cumplir la ley

Para llevar el planteo a números, Miraglia afirmó que en Tandil hay 38 farmacias más las sindicales y que la Ley 10.606 que regula la apertura de estos comercios establece que cada 3 mil habitantes puede haber una y exige una distancia de 300 metros como mínimo entre una y otra.

“En nuestra ciudad siempre se dan casos que quebrantan la ley y aunque no me guste, hay que cumplirla porque regula a todos por igual. La apertura de nuevas farmacias está contemplada hace mucho, lo que pasa es que está limitada por el crecimiento poblacional y quien lo comprueba es el censo, ya que es la única forma legal de comprobar la cantidad de habitantes y de farmacias”, argumentó el tesorero.

Para cerrar, evaluó que “en lo que respecta a las farmacias de municipales hay tres que son de Amemt y ahora una cuarta que es la de Martínez Lastra. Se supone que es todo para los municipales, pero parece que hay dos ramas que nuclean a este gremio. Yo entiendo que hay muchísimas partes de Tandil que merecen tener una farmacia como Villa Laza, Arco Iris, etc.; pero para eso habría que modificar la ley que lo regula”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario