Los jóvenes llegan exhaustos y con expectativas al receso invernal, y afirman que estarán con amigos

Llegó el último día de clase y las aulas descansarán por dos semanas, lo mismo que los alumnos, docentes, directivos y personal no docente.
En los últimos días, entre enfermedades respiratorias, cansancio y evaluaciones de último momento, muchos han recordado la necesidad de arribar más temprano a las vacaciones.
Más o menos tarde, las mismas son bien recibidas, ya que como se ve en las encuestas, al preguntar por el ánimo con que los chicos esperaban las vacaciones, un 44 por ciento afirmó que lo hace con ansias y un 24 por ciento con expectativas, mientras que a un 17 por ciento ?le da igual? y un 15 por ciento está agotado, lo que marca que la mayoría recibirá con gusto este período invernal.
Sobre cómo se sienten física y mentalmente, un 67 por ciento de los encuestados se manifestó cansado, mientras que el 33 por ciento restante dijo estar bien.

Opciones para el receso

A la hora de preguntar qué les gusta hacer en su tiempo libre, la mayoría afirmó que prefiere estar con amigos (54 por ciento), mientras que un 20 por ciento escogió salir, un 12 por ciento la televisión, un 2 por ciento prefirió leer, y otro 2 por ciento dijo ?hacer nada?. Otras actividades diversas agrupan al 10 por ciento restante de los encuestados.
Esto deja en claro que, como en todos los tiempos, los chicos siguen optando por estar con sus pares, para disfrutar de actividades en común.
Al momento de referirse a los planes los predilectos ellos son: viajar y mirar televisión (cada uno contabiliza al 16 por ciento de los consultados), estar con amigos y dormir (cada una recibió el 14 por ciento), salir al centro (8 por ciento), acostarse tarde (7 por ciento), ir a bailar (6 por ciento), jugar al fútbol (2 por ciento). Por otra parte, el conjunto de esas opciones obtuvo el 12 por ciento y otras, el 5 por ciento restante.
Es llamativo que el 86 por ciento de los encuestados prefiere estar al aire libre y que sólo el 14 por ciento decida estar adentro, lo que implica estar atento a qué sucede con los discursos de quienes dicen que los chicos sólo desean mirar la televisión o jugar en la computadora.

La clave, el descanso

Al hacer la lectura de los datos es clave pensar en dar espacios para que los chicos disfruten seguros de sus compañeros, amigos o familia en este tiempo vital de descanso, que se vuelve saludable para que ellos puedan recuperar energías y retomar las clases, que llegarán puntuales el 11 de agosto para recibirlos con renovadas energías para superar lo que resta del ciclo lectivo 2008.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario