Los menores detenidos por el ataque a Cáceres dijeron que son inocentes y que estaban bailando

El fiscal del Fuero Penal Juvenil de San Martín Fabián Hualde aseguró ayer a Télam que durante las indagatorias que les tomó anoche, C.A.A., alias “Toto”, de 16 años, dijo haber estado bailando en Ramos Mejía, y R.E.A., de 15 y sindicado autor del disparo, afirmó que estuvo con un primo en un boliche de San Martín.
“Los dos presentaron coartadas, pero incurrieron en contradicciones que me hacen pensar que mintieron para desvincularse del hecho e intentar mejorar su situación procesal”, dijo a Télam el fiscal.
Hualde adelantó que ahora buscará testigos que desacrediten la coartada de los imputados y afirmó que “los reconocimientos en rueda de ayer, realizados por Laura Vonderheide, la mujer que acompañaba a Cáceres, y el remisero que venía tomado de rehén en otro auto, “fueron contundentes”.
“Hay muchas pruebas que nos hacen tener la convicción de que estamos ante los autores del ataque a Cáceres”, comentó el fiscal.
El representante del Ministerio Público admitió que el caso aún no está del todo esclarecido porque “hay al menos dos prófugos que están siendo buscados”.
Respecto a los cinco mayores que el lunes por la tarde no fueron reconocidos como partícipes del hecho por los dos testigos clave, las fuentes explicaron que serán indagados en las próximas horas por el delito de tenencia ilegal de armas, pero lo más probable es que recuperen su libertad porque, según admitió Hualde a Télam, “por ahora no hay nada que los vincule al hecho”.
Hualde comentó a Télam que aún espera el resultado de las pericias balísticas para determinar si las vainas encontradas en el lugar del ataque a Cáceres salieron de la pistola calibre 380 secuestrada en la casa del menor de 16 años.
Al respecto, el fiscal también adelantó que le pedirá a los médicos del Hospital Carrillo, donde está internado en estado crítico “El Negro” Cáceres, le envíen una radiografía del cráneo donde se observe el proyectil alojado en la cabeza para, a través de mediciones, intentar determinar si la bala es de alguno de los calibres de las armas secuestradas.
Cáceres (40) fue asaltado el domingo pasado a la 3 de la madrugada en Gaona y Falucho de Ciudadela, donde iba junto a Vonderheide a bordo de su BMW negro y lo interceptaron cuatro delincuentes que iban en un Fiat Siena robado a un remisero que venía de rehén.
La mujer relató que el auto se le cruzó por delante del cual descendieron dos asaltantes, uno de los cuáles iba armado y se paró del lado de la ventanilla de Cáceres.
Vonderheide contó que le dijo a su novio que acelerara y que en ese momento el delincuente le disparó y el balazo atravesó el parabrisas y le dio en el ojo derecho del ex zaguero de Argentinos, River, Boca y la selección.
Tras el ataque, los asaltantes huyeron, Cáceres fue llevado al Hospital Carrillo y horas más tarde la policía detuvo a los siete sospechosos en Fuerte Apache y la villa Los Rusos de Ciudadela.
Las detenciones se concretaron a partir de un llamado clave de un informante a la DDI de San Martín y los identikits elaborados en base a testigos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario