Los municipales aceptaron la oferta salarial mejorada del Ejecutivo y levantaron el paro

Por decisión de la mayoría, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) decidió aceptar ayer, en asamblea, la propuesta de recomposición salarial que el Ejecutivo mejoró en las últimas horas, descartando así la medida de fuerza propuesta para la semana entrante.

Ayer, en el transcurso de la mañana, el secretario de Gobierno, Gastón Morando, presentó por escrito un nuevo ofrecimiento que incluía mejoras respecto del anterior para su tratamiento en asamblea.
En concreto, al 10 por ciento que ya perciben desde enero, se planteó un incremento del 20 por ciento en marzo y un 5 por ciento en junio respecto del sueldo básico de enero.
Así, la propuesta de mejora salarial de la totalidad de los trabajadores municipales de la Administración Central y del Ente Descentralizado del Hospital Municipal “Ramón Santamarina” se traduce en 37,5 por ciento para este año.
Además establece abrir nuevamente las paritarias en noviembre para comenzar a discutir futuros aumentos.

La asamblea

Con las mejoras incluidas, que se centraron puntualmente en la referencia del aumento a los básicos de enero y no de diciembre, cerca de 200 empleados se reunieron desde las 15 en la sede gremial.
Una hora después, y con la coordinación de los integrantes de la comisión directiva, Roberto Martínez Lastra (secretario general), Cecilia Soto (secretaria adjunta) y David Marconi (secretario de prensa), los asistentes comenzaron a analizar el impacto del ofrecimiento hasta que, alrededor de las 16.30, se procedió a la votación. Así, por amplia mayoría se inclinaron por el sí y definieron suspender el paro de actividades programado.

La evaluación

Finalizada la asamblea, Martínez Lastra confirmó que “por amplia mayoría se aceptó la propuesta del Ejecutivo”, la cual consistió en aplicar la suba respecto del sueldo básico de enero y no de diciembre.
Esta modificación implicó un “2,5 por ciento más de lo que vamos a lograr de aumento”, que se traduce en un 37,5 por ciento.
De este modo ratificó que quedaron suspendidas las medidas de fuerza que la comisión directiva había sugerido para la semana entrante por 72 horas, en caso de no lograr un acercamiento que permita destrabar el conflicto.
“Algunos compañeros votaron que no, pero la amplia mayoría fue por el sí”, dijo el dirigente gremial, que planteó la necesidad de “seguir subiendo el básico, que está bajo”.
En ese sentido indicó que “hace tiempo que pedimos que vaya al básico y que las bonificaciones se cobren y no se congelen”.
“La gente está conforme. Se votó y fue decisión de la mayoría”, remarcó, y agregó que si bien el último aumento se otorga en junio, el acuerdo establece retomar las negociaciones en noviembre.
Luego evaluó que, con la última propuesta presentada el miércoles “todos íbamos a un paro”, en relación a los sondeos realizados con los delegados de las áreas que se inclinaban por una medida de fuerza. No obstante, se mostró conforme con la mejora realizada, que permitió “tener los básicos como corresponde y no a diciembre, que eso nos molestaba”.
Para finalizar, Martínez Lastra informó que Jorge Gómez, el enfermero sumariado por una agresión al director de Atención Primaria de la Salud, Iñaki Gilabert, comenzará a percibir sus haberes mientras continúa el proceso que determinará su sanción.

La propuesta

Por otro lado, el secretario de Gobierno, Gastón Morando, puntualizó que “hemos ofrecido al sindicato la misma propuesta del miércoles, con la diferencia que el mes de referencia no es diciembre sino enero”, lo cual significa en junio un incremento “un poco mayor al que habíamos planteado. Pasa de un 35 por ciento a un 37,5 por ciento”.
Dijo que la propuesta de recomposición salarial implica “racionalizar los gastos y priorizar algunos proyectos previstos en el presupuesto”, y agregó que “vamos a tener que actuar sobre los recursos para mantener el buen nivel de cobro de tasas que tenemos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario