Los nombres de los desaparecidos de Tandil quedarán plasmados en baldosas

Hoy y mañana se llevarán adelante dos eventos de homenaje a los desaparecidos de Tandil a través del descubrimiento de lo que se denominó “Baldosas por la memoria”, que serán baldosas que tendrán plasmados los nombres de las 30 víctimas de Tandil. Las mismas estarán situadas en establecimientos educativos a los que concurrieron los jóvenes desaparecidos y en dos lugares de donde fueron secuestrados.

Pilar Jaureguiberry, de Incubadora de Arte, explicó que la iniciativa surgió del grupo Memoria por la Vida en Democracia a partir de la experiencia de un grupo de familiares de Buenos Aires que señalizaban los lugares en los que habían sido secuestradas las víctimas del terrorismo de Estado. Fue así que se les ocurrió plasmar en Tandil los nombres de los desaparecidos en baldosas de cemento situadas en escuelas y lugares donde fueron detenidos.

 

Una marca territorial

 

“En Incubadora montamos espacios donde ellas (las madres de las víctimas) pudieran armar las letras de sus hijos, preparamos el cemento y lo demás y una vez que fraguaba, ellas eran las encargadas de armar la baldosa”, detalló.

Y añadió que “es como una marca territorial que aporta a la memoria de Tandil, porque lo va a ver cualquier persona que camine por esa vereda. Se van a colocar 12 baldosas con los nombres de todos los desaparecidos de Tandil, que son alrededor de 30”.

El homenaje comenzará a las 16 en el hotel Turista, ubicado en 14 de Julio 60, y continuará en Yrigoyen y Uriburu a las 17.30, que fueron dos lugares de donde secuestraron víctimas. En el caso del hotel Turista, se trató de una pareja oriunda de Juárez, y la joven desaparecida estaba presuntamente embarazada, mientras que en Yrigoyen y Uriburu secuestraron a una pareja de Tandil.

En tanto, el viernes a las 13.30 se realizará una marcha en la cual se recorrerán las escuelas en las cuales se descubrirán las baldosas y hablarán familiares de las víctimas. Estarán presentes hijos, hermanos, tíos e hijos que provienen de otras ciudades, también de esta ciudad y la comunidad educativa de los establecimientos señalizados. El encuentro comenzará en Normal, luego Sagrada Familia, Técnica 2, San José y por último en la Escuela 1.

 

Un abrazo

 

Eva Sanllorenti, madre de “Maru”, una de las jóvenes asesinadas durante la dictadura e integrantes de Memoria por la Vida en Democracia,  expresó que “para mí fue algo muy emocionante, que pude armar la baldosa de mi hija Maru y la de Carmen Calvo, colocar las letras y armarlas, fue algo muy impactante para mí.  Si bien siempre están, son ausentes presentes, esto es algo muy importante para recordarlos. Es como una sensación de abrazo con ellos”.

Por su lado, María Rosa Toncovich, también de Memoria por la Vida en Democracia, manifestó que “la idea es que participen todos aquellos que estén interesados en acompañarnos en este otro lugar que va a quedar grabado por donde pasaron nuestros compañeros, y familiares”.

“Lo siento como un gran acto de amor por parte de los chicos de la Incubadora de Arte, y les agradecemos de corazón el trabajo que hicieron de poner el arte al servicio de la memoria. Pusieron horas, domingos, sábados, mano de obra, trabajando con lo justo porque esto se hizo absolutamente a pulmón”, destacó.

 

“No olviden”

 

En lo personal, sostuvo que “es importante que todos los pibes que entren en la Escuela 1, vean allí a la entrada que a esa escuela fue mi hermana, María Graciela Toncovich, que era una militante popular”.

“Cada paso que uno va dando en esta búsqueda es un agradecimiento a ellos pero también es decirle a la sociedad ´no olviden´ y lo de las escuelas es muy importante porque los niños y adolescentes son los que arman un presente para después poner el futuro en alto del país y no pueden vivir engañados, tienen que saber la verdad”, remarcó.

Convocaron a participar del encuentro también a los ex compañeros de colegio de las víctimas. “El Colegio San José que aún no hizo el reconocimiento internamente, esta oportunidad es importante para que se hagan presentes. Algunos se silenciaron, no nos olvidemos que fueron luchadores populares”, subrayó.

En cuanto a la baldosa que se colocará en Yrigoyen y Uriburu, explicó que se trata de “la puerta de una casa donde vive gente que no tiene absolutamente nada que ver con aquella historia, y sin embargo, a pesar de la resistencia que esto puede causar, se pudo colocar”.

“Uno se presenta con el aval del Concejo Deliberante en su conjunto, es una ordenanza municipal, la vereda es pública pero también hemos tenido el detalle de hablar con el vecino de esa vereda y los directores de las instituciones. Es un tema que a los argentinos les cuesta mucho, a pesar de los años que llevamos de democracia y en la sociedad tandilense más todavía”, indicó.

 

Un homenaje

Por su lado, Pilar Jaureguiberry destacó que “también es un homenaje a esos familiares que perdieron a sus seres queridos y que eso no los dejó en el camino, sino que los impulsó a la búsqueda, a construir una conciencia desde el amor”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario