Los Pumas se quedaron al borde de la hazaña frente a Australia en Rosario

 

El encuentro se jugó en el estadio Gigante de Arroyito, el árbitro fue el sudafricano Craig Joubert y al término de la primera etapa los visitantes ya se imponían por 15 a 9.
Nueva Zelanda, que ya había ganado el torneo el sábado pasado, terminó invicta con 26 puntos, seguida por Sudáfrica y Australia con 12 y Argentina con 4.
El partido significó además la despedida del rugby del pilar Rodrigo Roncero, que a los 35 años le puso fin a su historia con el seleccionado argentino, tras 54 presentaciones y 3 participaciones mundialistas (Australia 2003, Francia 2007 y Nueva Zelanda 2011).
En su temporada debut por el Championship, Los Pumas perdieron cinco partidos (Sudáfrica 27-6, Nueva Zelanda 21-5 y 54-15 y Australia 23-19 y 25-19) y empataron uno (Sudáfrica 16-16).
"El Rugby Championship es un torneo exigente, no sólo por los rivales, sino también por los viajes y los jugadores se tienen que reponer física y mentalmente para jugar semana tras semana", apuntó antes del partido Santiago Phelan, entrenador de Los Pumas, y el desarrollo posterior le dio la razón.
Phelan designó el mismo quince titular que jugó las últimas dos presentaciones con los Wallabies y los All Blacks, y se notó que el equipo sufrió ese desgaste, ya que aún sin jugar bien dispusieron de chances para ganar el partido pero carecieron deinteligencia para aprovechar los momentos favorables.
A Australia, que no atraviesa por una buena actualidad rugbística y esta noche presentó varios suplentes por lesiones, le alcanzó con mantener la frialdad en los momentos críticos y con aprovechar con penales las infracciones de los argentinos, sobre todo en la primera etapa.
Los Wallabies ganaron tres ediciones del torneo cuando se jugaba con el nombre de Tres Naciones (2000, 2001 y 2010) pero este año no estuvieron en su mejor nivel.
Tras el triunfo de esta noche el historial sigue con ventaja clara de los australianos, que suman 14 victorias, contra cuatro de Los Pumas y un empate.
El último triunfo argentino fue en 1987 por 18-16, en el estadio de Ferro carril Oeste.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario