Los representantes de Tiger Woods aseguran que está en “buenas condiciones”

Según un reporte citado por el periódico The Independent y basado en declaraciones del alcalde de la citada localidad, Gary Bruhn, el deportista dejó el Hospital Central de la Salud de Occoe, luego de haber sido tratado “por heridas en la cara, pero ya se le dio el alta”.
En principio, fuentes periodísticas locales habían informado que el golfista, de 33 años, estaba en “grave estado”, después del episodio que se produjo esta madrugada cuando el Cadillac Escalade que manejaba perdió el control, tras chocar con una boca de incendio y estrellarse con un árbol.
De acuerdo a las investigaciones de los peritos, los airbags del vehículo no funcionaron, presumiblemente, porque el impacto no fue tan fuerte, pues se estima que el astro del golf conducía a menos de 50 kilómetros por hora, según informó el periódico El Centinela, de la ciudad de Orlando.
Mark Steinberg, agente del deportista, sostuvo a la cadena televisiva CNBC que Woods “se encuentra bien” y que las heridas eran principalmente “lastimaduras en la cara”.
Las autoridades policiales remarcaron que el accidente “está siendo investigado” y que todavía “no se reportaron cargos”.
Según el sitio de la PGA tour estadounidense, el astro retornaba a su residencia de 2.400.000 dólares en el exclusivo barrio de Isleworth, luego de asistir a la Universidad de Stanford a un partido de “fútbol colegial” El golfista pensaba participar del jueves 3 al domingo 6 del corriente en el World Challenge de golf en Thousand Oaks (California).
Woods es profesional del golf desde 1996 y lleva ganados 14 títulos Majors (Grand Slam) a lo largo de su carrera, ubicándose detrás de Jack Nicklaus, considerado el número uno de la historia de este deporte. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario