Los tamberos hablaron en el Concejo del impacto social y económico de su actividad

Productores tamberos de la Cuenca Lechera Mar y Sierras expusieron ayer, en el recinto del Concejo Deliberante, un informe sobre la actividad de las usinas lácteas de la región y su impacto económico y social.
Ante la presencia de la titular de la Comisión de Producción, Trabajo y Medio Ambiente del Legislativo, María Haydée Condino, y de un reducido grupo de ediles y vecinos interesados en la problemática, se habló de un trabajo rotulado: ?Una visión de los tamberos de Tandil sobre nuestra cadena lechera?.
El ingeniero Santiago Peyré fue el encargado de llevar adelante la exposición, apoyado en una pantalla que graficó, de manera permanente, un minucioso informe plagado de cifras.

 

 

Un enfoque
En principio aludió a la situación internacional, para posteriormente adentrarse en la realidad del país y, por último, en la de la Cuenca Mar y Sierras.
La idea central, de acuerdo a lo explicado por Peyré, consistió en enfocar al tambo tranqueras afuera, ?como una actividad que interactúa con el medio?. Por ello, en varios pasajes de la charla prefirió soslayar detalles de lo que ocurre tranqueras adentro, y eludir también referencias a la desacertada política del Gobierno nacional para el sector. ?No queremos pasar por llorones?, ironizó.
Respecto a datos comparativos en el concierto internacional, sostuvo que Argentina tiene ?costos bajos por eficiencia de los procesos?.
En la actualidad, luego de la intervención del Estado a los mercados, con precios máximos y retenciones a las exportaciones (precio de corte), analizó que los tamberos enfrentan más costos que ingresos, estimando esos costos entre 1,20 y 1,25 pesos el litro más IVA. Asimismo, mencionó ?complicaciones financieras, incertidumbre,  estancamiento productivo y menor capacidad de negociación con las industrias?, como otros de los obstáculos que enfrentan los productores.

 

La realidad de la región
En lo que respecta específicamente a la Cuenca Mar y Sierras, estimó que cuenta con 193 tambos, y que genera 1279 puestos de trabajo directo, para producir 361 millones de litros de leche al año.
Asimismo, dio precisiones sobre los cientos de millones anuales que gasta la Cuenca en la ciudad, y acerca de la importancia social y económica de la actividad. Posteriormente abundó en datos sobre la producción, la industrialización, la comercialización y el consumo de leche en el partido de Tandil.
También mereció un párrafo aparte el uso del territorio, y en especial la competencia existente entre el tambo y la soja. Peyré precisó, en este aspecto, que ?existen distintos niveles de competencia, según las zonas. Pero sí la hay en el caso de Tandil?.
Finalmente, llegaron algunas consultas puntuales a los productores. En suma, quedó claro que la actividad en la Cuenca es una inagotable fuente generadora de recursos y empleo, con una viabilidad que depende de la toma de decisiones.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario