Los técnicos llegaron a un acuerdo y por la misma plata van a cruzar, pero hasta 2009

Finalmente y cuando el conflicto parecía agravarse, el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas, inaugurado hace poco más de 15 días, comenzará a funcionar normalmente, luego de la firma de un acuerdo rubricado ayer por la mañana, que da por finalizado el conflicto entre los técnicos y el Ejecutivo.
De esta manera, con el acta firmada en la reunión de la que participaron el secretario general de los Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra; la secretaria gremial, Cecilia Soto; los representantes de los técnicos, Marcelo Torres y David Marconi; y por el Ejecutivo, el secretario Legal y Técnico, Marcelo Giaconi; el secretario de Gobierno, Marcos Nicolini, y el subsecretario, Oscar Teruggi; se acordó, en primer lugar, que ?la discusión salarial se tratará dentro de la general que eventualmente se produzca para todos los trabajadores municipales?.
Además, se acordó en el segundo punto del acta que las nuevas incorporaciones  de personal técnico en el Hospital Ramón Santamarina serán acompañadas para su capacitación por un técnico del plantel actual, como mínimo por un plazo de dos meses contados a partir de la fecha. Luego, se evaluará la posibilidad de extender el plazo y se dejó constancia de que el técnico que acompañe la capacitación lo hará bajo la modalidad de horas extras.
En tercer lugar, se pautó que el número de personal técnico a incorporar será tenido en cuenta de acuerdo a los requerimientos que ya han elevado los jefes técnicos como así también la evolución y desarrollo que eventualmente demuestre la demanda del sistema de salud pública de Tandil.
Para la primera etapa se ratifica lo dicho en el expediente referenciado del Ministerio de Trabajo en cuanto a la incorporación de dos técnicos en Laboratorio, dos técnicos en diagnóstico por imagen y un técnico en farmacia para esta primera etapa, dejando en claro en el cuarto punto que el personal que ingrese lo hará en forma interina hasta el respectivo llamado a concurso.
Luego de otros detalles, los técnicos se comprometen, a partir del acuerdo, a  prestar funciones y tareas habituales de inmediato en el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas. Las partes homologarán el acuerdo ante el Ministerio de Trabajo.

Lo que destrabó el conflicto

Para el secretario de Gobierno, Marcos Nicolini, luego de muchas reuniones se llegó a este acuerdo y destacó que nunca estuvo cortado el diálogo. ?De los dos lados se endurecieron las posiciones. Nosotros también lo hicimos y habíamos decidido que a partir del martes al mediodía y así se hizo. Ellos en vista de ello endurecieron también su posición, pero luego siguieron las reuniones, y ahora lo importante es que ya se solucionó y lo destacable es que el Hospital comienza a funcionar?.
La situación se destrabó cuando los trabajadores acordaron no exigir un ?tratamiento especial en la discusión salarial, ya que no aceptábamos ese condicionamiento?, destacó Nicolini agregando que ?será en general para todos los empleados municipales, en un marco de igualdad. La discusión se dará en 2009, que no es lo mismo que decir que acordamos ahora una suma y que se va a empezar a pagar en 2009, porque eso sería acordar ahora y diferir los pagos para el otro año?.
De esta manera, los técnicos no cobrarán plus hasta el año que viene, cuando esa discusión se genere, para cruzar hasta el nuevo Hospital.
Nicolini dijo además que ?las discusiones se dan y sigo insistiendo en que había una cuestión salarial de por medio que quedó a un  lado y esto simplificó la cuestión operativa y es lo que ocurrió?.
Sobre el final expresó que ?estamos conformes y decimos siempre que éste será un Hospital que va a empezar a funcionar en distintas etapas a lo largo de dos o tres años, y tenemos que empezar a trabajar fuerte. Esto ayuda porque se pone en funcionamiento una parte importante como es la internación, pero tenemos que seguir trabajando para que llegue a lo que tienen que ser?.
 
?Fue un diálogo de sordos?

Por su parte, el secretario general de los trabajadores, Roberto Martínez Lastra, dijo que ?los puntos de este acuerdo los venimos hablando desde hace tiempo. Habíamos expresado en el Ministerio de Trabajo que dejábamos lo salarial para el año que viene, pero sí confirmando que no querían dejar la Guardia sola en el Hospital, pero todo eso ya se arregló?.
Agregó que a partir de hoy (por ayer) se empieza a trabajar en el Blanco Villegas dejando bien en claro que los sumarios se van a seguir haciendo, porque a nosotros nos conviene porque no hemos infringido ninguna orden; que se hagan como corresponde. Vuelvo a decir: recién ayer (por anteayer)  por escrito se le notificó a la gente que tenía que ir a trabajar y ayer comenzamos con el acta acuerdo. Al ver que se iba a pagar a un privado, la gente había determinado entrar en medida de fuerza a partir de las 10 de la mañana, pero cuando el Ejecutivo tomó conciencia de este agravamiento, volvimos a reunirnos y acá estamos, con el acta firmada ?.
Sobre si se había tensado demasiado de la cuerda de ambos lados, el Ejecutivo trasladando a los chicos de un Hospital al otro y contratando privados y los trabajadores hablando de medidas de fuerza, Martínez Lastra reconoció que ?fue un diálogo de sordos, porque los dos decíamos lo mismo, no nos poníamos de acuerdo. Por el bien de todos los trabajadores y de todos los sectores de la comunidad finalmente llegamos a un acuerdo, pero dejando en claro que sí estábamos interesados en lo salarial, pero lo proponíamos para el año que viene. Vamos a demostrar de acá a fin de año toda la internación que dicen que no se acrecentó y se va a seguir acrecentando, y no es por este período de invierno sino porque la gente ve este Hospital en el que no hay hacinamiento, ve calidad y van a empezar a venir desde el sector privado. La Clínica Chacabuco ofertó por el 50 por ciento y nosotros se lo hacíamos por el 25, pero ya está, a partir de ahora, se están haciendo las extracciones y placas a los niños internados?.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario