Los vecinos del paraje Los Mimbres insisten en pedir más seguridad

En busca de una respuesta de las autoridades policiales y municipales, los habitantes de la zona de quintas del paraje Los Mimbres y las calles Ceferino Namuncurá, Chimpay y Del Aguila, detrás del cerro del Cristo de las Sierras, insistieron con su pedido por mayor seguridad en medio de una creciente preocupación por la situación que viven.

En concreto, elevaron este lunes otra nota al intendente Miguel Lunghi en la que reclamaron que “se cumpla con lo prometido” en la reunión del 11 de octubre de la que participaron el subjefe de la Jefatura Departamental Jorge Giménez, el titular de la Distrital Rubén Frassi, su par del Comando de Prevención Rural Mariano Di Sanzo y el secretario y el director de Protección Ciudadana de la comuna, Atilio Della Maggiora y Martín Romano, respectivamente.

Plantearon que durante ese encuentro “se prometió que se realizaría mayor patrullaje en la zona”, situación que “no solo no ocurrió, sino que los robos siguieron en aumento, teniendo que ser resuelto por la comunicación a través de redes sociales entre los vecinos con el peligro que ello conlleva ya que en un posible enfrentamiento la situación se puede desmadrar”.

Y a modo de ejemplo citaron el último caso ocurrido el 29 de octubre, alrededor de las 17, cuando “los ladrones fueron perseguidos por los vecinos y tiraron el televisor robado”, que después fue devuelto a su dueño.

Además en la nota “dejamos constancia de la inacción total de la policía” en el caso citado en función del “completo desconocimiento” de la zona y de “las consignas a cumplir”.

“Reiteremos que este tipo de proceder es peligroso ya que estamos hartos de estos hechos y se puede salir de los carriles legales, sobre todo por la falta de respuesta de las autoridades, tanto policiales como municipales”, advirtieron.

Acciones en suspenso

Entre las acciones los residentes de ese sector de la ciudad acordaron “exigir una reunión con el Intendente, ya que sus representantes no han demostrado idoneidad”, y otra con el titular de la Jefatura Departamental, Juan Manuel Rocha, “ya que su representante tampoco resultó efectivo”.

A la espera de una respuesta dejaron asentado en el documento como alternativas la posibilidad de avanzar con el “cierre de las calles con candado”, cuyas llaves queden en poder de los vecinos, y una eventual “rebelión fiscal tanto provincial como local ya que no se recibe contraprestación alguna y se nos deja librados a la autodefensa”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario