Loterías intimó al club Hípico a que en diez días inicie las obras en la pista del Hipódromo

Los reclamos al Gobierno bonaerense por más controles en el Hipódromo de Tandil tuvieron su corolario ayer, cuando desde el Instituto Provincial de Loterías y Casinos confirmaron que intimaron al club Hípico para que en diez días comience con las obras en la pista de carreras. El presidente del organismo que maneja el juego en la provincia le advirtió a la institución local -propietaria de la licencia para organizar carreras- que si no avanzan con las mejoras no le abonarán el próximo subsidio.

Desde el Instituto informaron que tras la reunión del último viernes en el Concejo Deliberante, el presidente Jorge “Piedrita” Rodríguez envió una carta a su par del club Hípico de Tandil, Esteban Elissondo “con el fin de que, en el término de diez días, comience las obras que garanticen el correcto funcionamiento del Hipódromo”.
El encuentro que se desarrolló en el recinto del Legislativo contó con la participación de todos los sectores involucrados en el turf. En principio, los propietarios, criadores y cuidadores de los sangre pura de carrera solicitaron que se ponga en condiciones la cancha y la villa hípica. Además, exigieron transparencia en el destino de los subsidios, que deben dirigirse a obras y premios.

Las “críticas han sido determinantes”
Tras anunciar la intimación al Hípico -que hoy tiene poder para controlar al concesionario-, el presidente de Loterías argumentó que “ante la responsabilidad que nos asiste, y habiéndonos hecho eco de los reclamos tendientes a resolver en una primera instancia los defectos que presenta la pista de carreras, es que se le emplaza en un término de diez días al inicio de las obras”.
En segundo término, indicó que enviará personal idóneo para controlar que se hayan concretado las tareas sobre la cancha. “Esta instancia (por Loterías) destacará en ese circo hípico a funcionarios, a fin de que se constate tal situación, bajo apercibimiento de que la falta de cumplimiento a esta directiva impondrá la suspensión del pago del próximo subsidio, debiendo esa institución notificar a la empresa por ustedes contratada”, expresó textualmente en la carta dirigida a Esteban Elissondo.
En un párrafo aparte, Rodríguez recordó la presencia de todos los sectores que participaron de la reunión -entre ellos concejales de distintos bloques- y aclaró que “las críticas recibidas han sido determinantes para que este organismo tome la determinación que a continuación se detalla, advirtiéndose que el efectivo uso de los fondos debe estar afectado adecuadamente, y la institución que usted preside tiene la obligación de velar por la correcta aplicación de los mismos, ya que es primaria responsable del aporte que el Fisco le concede”.

El convenio

En el final del comunicado, desde Loterías subrayaron que “el Instituto ha propuesto suscribir un convenio de asistencia y participación con las autoridades municipales, a fin de que destaque veedores que puedan certificar el desarrollo de las obras”.
Esta propuesta, avalada también por el concejal del FPV Pablo Bossio, surgió durante el cónclave del último viernes. En este sentido, el presidente del Legislativo Juan Pablo Frolik -en nombre del Gobierno municipal- había adelantado que para que se asuma algún tipo de compromiso en los controles es necesario que el Instituto Provincial delegue facultades que respalden cualquier medida que pudieran adoptar funcionarios municipales. En definitiva, mostró predisposición siempre que se formalice algún tipo de acuerdo en ese sentido.

Las denuncias

En la intimación al club Hípico, el presidente del Instituto reconoció que las “críticas” esgrimidas por propietarios, criadores y cuidadores de caballos de carrera lo impulsaron a exigir las mejoras en la pista, indispensables para el desarrollo cotidiano de la actividad.
En esa ocasión, la gente que lleva adelante el turf en Tandil describió que “el estado de la pista es lamentable” y “es una vergüenza tener caballos en la villa hípica”, respaldando sus afirmaciones con ejemplos de accidentes. En ese camino, pidieron “cuentas claras y transparencia” en el destino de los recursos públicos, ya que un buen porcentaje del subsidio que le otorga la Provincia al Hipódromo se debe dirigir a obras de infraestructura.
La nueva concesión del circo de carreras, a cargo de la empresa Hipódromo de Tandil SA, comenzó a operar en agosto del año pasado. Tras siete meses al frente de la administración y organización de carreras, los trabajadores entienden que tuvo tiempo para plasmar su buena voluntad en mejoras concretas para el crecimiento del turf, como la pista y los boxes

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario