Lucas Picarelli destacó la contundencia rojinegra

Tras las victorias, el base Lucas Picarelli dialogó con El Eco de Tandil: 
“En general, cuando hacés este tipo de salidas, apuntás a quedarse con uno de los dos partidos. Pudimos ganar ambos, y lo bueno es que ayer (por el domingo) pudimos ser contundentes frente a un equipo como San Lorenzo, al que lo dan como candidato. Sacamos una diferencia grande”, comenzó explicando el porteño, ex Peñarol de Mar del Plata en Liga Nacional A.
-¿Se realizó algún ajuste en particular pensando en empezar a ganar fuera de Tandil?
-No, en las charlas técnicas Alvaro (Castiñeira, el DT), destacó que habíamos tenido una muy buena semana de entrenamientos. Hay que tener en cuenta que es la primera semana de prácticas en la que estuvimos todos en plenitud, trabajando sin ninguna molestia. Eso ayuda.
-Fue llamativo el cierre ante San Lorenzo, ganándole por una amplísima diferencia en su cancha.
-En el tercer cuarto, ya estábamos 20 arriba, a veces es peligroso sacar una diferencia rápidamente, sobre todo de visitante, porque se te empiezan a venir, entra a jugar el público y demás. Pero pudimos ser contundentes, en un momento ellos pusieron una zona para buscar soluciones, pero seguimos jugando en nuestro nivel. También hicimos las cosas bien ante Vélez, sacando adelante un partido en el que estuvimos 10 puntos abajo. 
-¿La producción ante San Lorenzo fue de lo mejor en lo que va de la campaña?
-Puede ser, por la diferencia que se sacó. Igual, a esta altura del torneo no quiero valorar las actuaciones, espero que éstos sean nuestros peores partidos y los mejores estén por venir. Rescato que pudimos mantener una diferencia, que ellos en su intento de acercarse no lo lograron. Mostramos cosas que no se entrenan, como el temple, el corazón y la valentía. 
-Ya sin problemas físicos, vas evolucionando. Hiciste un gran juego ante San Lorenzo.
-Ahora estoy teniendo más continuidad en las prácticas y partidos, lo que me permite encontrar mi juego. Voy descubriendo qué necesita el equipo, y cómo, cuándo y dónde les gusta recibir la pelota a mis compañeros, algo fundamental. No lo podés saber si no entrenás, jugás y estás codo a codo.
-¿Pensaste que se complicaba cuando Arca cometió su tercera falta en la mitad del primer cuarto?
-Sí, lo mismo nos había pasado contra Villa Mitre y no lo pudimos resolver. Esta vez lo suplimos un poco mejor, la mayoría de las veces les dejamos tiros incómodos. Ellos podrían haber metido algunos triples más, pero los obligamos a pasarse la pelota cinco o seis veces antes de lanzar, y lo terminaban haciendo incómodos.
-Al muy buen paso por Capital hay que ratificarlo el viernes en Tandil contra Belgrano de San Nicolás.
-Ahora tenemos que reforzar esto, que ya pasó. Cuando ganás un partido, lo disfrutás esa noche y al otro día ya pensás en el siguiente. Belgrano viene mal, pero no hay que subestimarlo, si perdés contra un rival que viene mal es como sufrir dos derrotas, la tuya y la que representa que todos los demás le ganan. Hay que estar más concentrados que nunca.
-¿Es uno de esos partidos peligrosos, en los que uno inconscientemente se relaja?
-Puede ser, pero igual nosotros no estamos en una posición en la que podamos subestimar a algún rival. Todavía estamos creciendo, entonces no nos creemos ganadores antes de entrar a la cancha. Por un lado está bueno, aunque también los equipos que aspiran a algo se tienen que sentir un poco ganadores.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario