Lula y Chávez aportarán 530 millones de dólares para infraestructura vial en el norte boliviano

Los presidentes de de Venezuela, Hugo Chávez y de Brasil, Lula da Silva, respaldaron ayer a su par y anfitrión de Bolivia, Evo Morales, y acordaron apurar la integración sudamericana y aportar 530 millones de dólares para infraestructura vial en el norte boliviano.
Los tres presidentes participaron de un acto en el estadio Ernesto Geise de Riberalta, en el que Morales calificó de “histórico” el encuentro y dijo que “nos compromete a acelerar la unidad e integración de Sudamérica”, informó la agencia cubana Prensa Latina.
También destacó la importancia de los acuerdos suscriptos entre las tres naciones para construir 508 kilómetros de carretera en el norte boliviano, como parte de un corredor que unirá Chile, en el Pacífico y Brasil en el Atlántico, con un crédito de 230 millones de dólares aportado por el gobierno brasileño y 300 millones del venezolano para otras infraestructuras viales.  
Morales también saludó iniciativas de Lula y Chávez para incentivar un mayor intercambio y elaboración conjunta de alimentos, la construcción de líneas férreas y la industrialización del sector energético, lo que “garantiza mayores inversiones y empleo”, apuntó.
El mandatario recordó que los recursos para proyectos comunes “ya no hay que buscarlos en organismos financieros internacionales, que otorgaban esos créditos a cambio de más privatizaciones y de saqueos de los recursos naturales”.
Por su parte, Chávez enfatizó el compromiso de “la revolución bolivariana al igual que el del gobierno de Brasil con el proceso de cambio en Bolivia”, que impulsa el primer presidente indígena de este país.
En la misma línea, Luiz Inácio Lula da Silva sostuvo que “un indio (Morales) y un metalúrgico (Lula), más un compañero (Chávez) y otros presidentes de nuestra América del Sur no necesitamos aceptar provocaciones (de la oposición política). Precisamos gobernar mirando siempre a la mayoría del pueblo de nuestros países”.
Agregó, citado por la agencia alemana de noticias DPA, que sólo se debe exigir a los opositores que “respeten las decisiones democráticas, (ya que) al fin de cuentas, nosotros somos resultado de elecciones democráticas y limpias”.
Lula formuló votos para que el pueblo boliviano “consolide la unidad nacional y supere las dificultades coyunturales por la vía de la democracia y el entendimiento”.    
Chávez, en tanto, destacó la necesidad de concretar la puesta en marcha del Consejo de Defensa Sudamericano, “algo vital para preservar nuestra Amazonia”, una iniciativa propuesta inicialmente por Brasil.
El encuentro entre los presidentes de Bolivia, Venezuela y Brasil concluyó con la firma de la llamada Declaración de Riberalta, en la amazonia boliviana, que resalta los principios de colaboración, integración y complementación entre los tres gobiernos.
En el encuentro, inicialmente previsto sólo entre los mandatarios de Bolivia y Brasil, Lula explicó que “el presidente Morales trabajó bastante para que se construya este nuevo corredor bioceánico, por eso haremos el esfuerzo para unir Brasil, Bolivia y Chile” y recordó que en diciembre visitó La Paz junto a su par chilena, Michelle Bachelet. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario