Lunghi oficializó la denuncia penal contra Altamirano por la usurpación

El intendente Miguel Lunghi, acompañado por los funcionarios Atilio Della Maggiora, Marcos Nicolini, Mario Civalleri, Oscar Teruggi, Daniel Binando y su hijo Miguel, recibió a los medios de prensa en su despacho. El motivo fue para oficializar la denuncia penal contra Griselda Altamirano, como responsable de la usurpación de los terrenos en Villa Cordobita.

La máxima autoridad de la ciudad dijo que “en los últimos tiempos hemos asistido a sucesivas irrupciones públicas de un grupo de personas que violenta moralmente a la comunidad en su conjunto, con diversas acciones que agravian a la sociedad: desde impedir el normal desenvolvimiento de las sesiones del Honorable Concejo Deliberante, templo de la democracia local, pasando por la reciente toma de tierras en la zona de Villa Cordobita, hasta la amenaza pública, hacia todos los vecinos, de que ‘irán por todo’ si no se atienden o satisfacen sus exigencias”.

Luego expresó que “todo ello bajo la consigna de la lucha social, por lo que hoy se llama ‘generación de suelo urbano’, se suele ocultar la verdadera causa del problema que son las dificultades económicas que impiden, a gran parte de la población de nuestro país, acceder a la vivienda propia a partir de su trabajo y su esfuerzo personal y familiar. Se trata, entonces, de generar las condiciones económicas y sociales para que todos los argentinos puedan llegar a la casa propia”.

Remarcó que “tales hechos desbordan la institucionalidad propia y característica de nuestra ciudad. Parece ponerla a merced de quienes aspiran a imponer sus ideas a través del quebrantamiento de la convivencia pacífica y de las instituciones locales”.

 

Debate

 

Lunghi aseguró que “no nos negamos a un debate amplio, el más amplio posible, y profundo, de todas las ideas, respecto de todos los temas que conciernen a nuestra ciudad y nuestra gente. Y no sólo que no nos negamos, sino que sometemos nuestras propuestas al designio de la voluntad popular, regla fundamental de una sociedad democrática que pretendemos defender y fortalecer”. Añadió que “para ese debate público, amplio y serio de las ideas están a disposición de todos nuestros vecinos los mecanismos propios y adecuados a tal fin, las propuestas políticas y las elecciones. Y también la posibilidad de presentar proyectos de ordenanzas a través de los concejales y bloques políticos, ejercer la banca XXI, marchar en paz y ordenadamente, son algunos de los ejemplos a los que los tandilenses de ley sabemos cómo y cuándo recurrir, respetando los derechos de todos, como medida de los derechos propios”.

Sostuvo que “no se trata tampoco de criminalizar la protesta social. El reclamo y la defensa de las causas sociales son plenamente legítimos, y así lo sostenemos. Pero es necesario aceptar, definitivamente, que no puede ser el ropaje o la excusa para el desprecio hacia el derecho de los demás ni para el desprecio a las instituciones de la democracia”.

 

Denuncia

 

La parte más jugosa del encuentro con los medios de prensa se dio cuando oficializó la denuncia al señalar que “he decidido denunciar penalmente a la señora Griselda Altamirano por la comisión de delitos que atentan contra el orden público, es decir, que atropellan la tranquilidad y confianza social en el seguro desenvolvimiento pacífico de la vida civil”.

Luego acotó que “la tutela penal del orden público tiene por finalidad la prevención de daños mayores, y por eso hemos decidido efectuar esta presentación judicial, en nombre del Municipio de Tandil. Queremos proteger la tranquilidad pública, el sosiego de las personas integrantes de nuestra comunidad, nacida de la confianza de que pueden vivir en una atmósfera de paz social, que descansa en la convicción de que todos ajustaremos nuestras conductas a las reglas fundamentales de la convivencia”.

Aseveró que “queremos defender la paz, en tanto sentimiento que tiene nuestra sociedad en su conjunto acerca de la seguridad en el derecho y la fidelidad al orden normativo, como instrumentos para la consecución y permanencia del estado de paz social. Aspiramos a prevenir la comisión de nuevos delitos de este tipo y a restablecer la negativa repercusión que éstos tienen en el espíritu público, por la alarma, temor y zozobra por lo que pueda suceder, de mantenerse el actual estado de situación”.

Puntualizó que “la conmoción de los ánimos es tal que constituye ya un verdadero daño, que absorbe por su importancia política -en el sentido más profundo de la palabra- el que se quisiera causar a un determinado individuo o familia. De allí la decidida acción que impulso desde el Gobierno municipal”.

Por último, expresó que “pido a quienes incurren en estas actitudes a que reflexionen y depongan la toma de tierras. Llamo a todos los sectores a una reflexión serena y profunda. Convoco al diálogo a todos, a un diálogo sincero y abierto. Tengo el compromiso y me siento acompañado por la gran mayoría de los tandilenses para continuar fortaleciendo una ciudad de la convivencia, con orden e integración social”.

“Se le planteó al fiscal la posibilidad de que se estén cometiendo dos delitos”, sostuvo Della Maggiora

 

El secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora habló sobre los fundamentos de la denuncia penal efectuada ayer contra Griselda Altamirano.

El funcionario dijo que “se presentó en la fiscalía una denuncia por delitos que el Código Penal denomina contra el orden público. Puntualmente se le planteó al fiscal la posibilidad de que se estén cometiendo dos delitos, uno de ellos es instigación a cometer delitos y la restante intimidación pública”.

Expresó que “nosotros hacemos una interpretación en este sentido de las distintas expresiones de los últimos días y a partir del acontecimiento de la toma del viernes pasado, que Griselda Altamirano hizo público, que están repercutiendo negativamente en toda la comunidad y están alertando a vecinos de distintos barrios. Se ha lanzado una amenaza que este grupo que ella encabeza y esta acción que se está desplegando en Villa Cordobita, se extendiera a los barrios de Uncas y Golf”.

Señaló que “esta manera de proceder de Altamirano anunciando la posibilidad de que se comentan otro tipo de tomas en otros lugares, parecerían encuadrar en estas dos figuras delictivas que prevé el Código Penal, que tienen por finalidad prevenir que se produzcan los otros acontecimientos que son de mayor entidad”.

Ante esta situación manifestó que “hemos denunciado estas dos figuras, se habla que hay un registro de unas 200 personas y convoca a quienes necesiten lotes para desarrollar sus proyectos personales se acerquen a ella, para avanzar sobre Tandil”.

Remarcó que “frases como ésta se están reiterando casi a diario. Por otro lado, hay una suerte de amenaza en el sentido de infundir, aunque más no sea el temor en todos los vecinos, cuando se dice que irán por todo si no hay tal o cual respuesta política desde el Gobierno municipal. Por lo tanto nos parece que era necesario interponer esta presentación judicial para que la Fiscalía pueda abrir una causa e investigar la comisión de estos dos delitos”.

Pena

La denuncia penal realizada contra la líder social son delitos que tienen de 2 a 6 años de prisión. En cuanto a las distintas familias que están ocupando el predio, la Fiscalía irá haciendo una evaluación a partir de la investigación. Della Maggiora aseguró que “en primer lugar es contra Altamirano, porque hay manifestaciones muy concretas de parte de ella que causan un estupor generalizado en la sociedad. Esto independientemente si la Fiscalía considera que hay personas que de alguna manera están contribuyendo a esta afectación del orden público, podrá de oficio ampliar la investigación”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario