Lunghi sigue de cerca las obras de ampliación de la red de cloacas y la nueva planta depuradora

Parte de la mañana de ayer fue dedicada por el intendente Miguel Lunghi a recorrer y supervisar de cerca las obras, que ya se encuentran en su etapa final de ampliación de la actual planta de tratamientos de líquidos cloacales y la construcción de una nueva en la zona al norte de la Ruta 226.
Fueron parte de la comitiva, Mario Civalleri, secretario de Obras y Servicios Públicos; Carlos Fernández, jefe de Gabinete; Carlos Panozzi, de la Dirección de Obras Sanitarias, entre otros técnicos, que acompañaron al Intendente durante todo el recorrido.
La obra posibilitará que unos 16 mil vecinos dispongan de la conexión a la red de desagües cloacales. ?Es un avance decisivo para la salud y para las condiciones de vida en Tandil, porque son miles las familias que el año que viene tendrán este servicio básico en sus hogares y además se está aumentando la capacidad de tratamiento para toda la ciudad?, dijo Lunghi, en un alto en el recorrido para hablar con la prensa, que también fue de la partida.

Nuevos módulos
de tratamiento

El recorrido se inició en el predio situado sobre la calle Dinamarca, donde se lleva adelante la construcción de nuevos módulos de tratamiento, completando una obra de alto impacto en toda la ciudad, ya que con esta ampliación, la planta -que ahora estaba trabajando al límite-, tendrá capacidad para procesar los efluentes para más de cien mil habitantes, garantizando el servicio para las próximas décadas?.
Las tareas son parte del proyecto integral que desarrolla el Municipio junto al Estado nacional, y que abarca la extensión de la red de cloacas para todos barrios situados al norte de la Ruta Nacional 226 y la construcción de una nueva planta depuradora en terrenos ubicados en Chapaleofú y Lavalle.

?Contaremos con la
infraestructura necesaria?
 
?Con estas reformas y con la nueva planta que se construye en Villa Aguirre, contaremos con la infraestructura necesaria para asegurar algo tan importante como los desagües cloacales, que tienen una influencia muy importante y directa en las condiciones de salud y en la calidad de vida de los vecinos. Además, con la obra proyectamos el gran crecimiento que tiene Tandil?, explicó Lunghi.
En tanto, al ser consultado, el ingeniero Civalleri especificó que ?el avance global de la obra es de casi el 75 por ciento, por lo que se estima que estarán terminadas en abril del próximo año?, en tanto que la ampliación de la planta vieja está completada ?en cerca del 80 por ciento?, mientras que el avance en la nueva de la zona norte es de alrededor del 70 por ciento.
?Este proyecto -continuó diciendo- es uno de los más grandes en materia de saneamiento que se hacen en Tandil, diría, en las últimas décadas. Estamos dando un salto enorme en infraestructura básica. Actualmente, según las estimaciones, entre el 65 y el 70 por ciento de la población tiene acceso a los desagües cloacales, y con esta obra superaremos el 85 por ciento  de cobertura”.

 Inversión de más
de 33 millones

Para poder realizar estas obras se han invertido más de 33 millones de pesos y se desarrollan a partir de los acuerdos alcanzados entre el Municipio y la Nación, en el marco de los convenios suscriptos entre el ex presidente Néstor Kirchner y el intendente Miguel Lunghi. La ejecución está a cargo de la empresa Coniper SA y bajo la supervisión del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enhosa).
Los líquidos cloacales del sector noroeste de la ciudad serán tratados en la nueva planta depuradora que se levanta en un predio de siete hectáreas. Su capacidad permitirá el procesamiento de los efluentes de una población estimada de 25.000 habitantes, existiendo espacio suficiente para futuras expansiones.
El sistema de tratamiento será por oxidación prolongada, posibilitando que el procesamiento del líquido y el barro se realicen en forma conjunta por acción de bacterias aeróbicas, lo que garantiza que no se produzcan malos olores.
Por su parte, la ampliación de la única planta actualmente en funcionamiento -sobre la calle Dinamarca- significará el incremento de su capacidad en un 60 por ciento, pudiendo soportar el tratamiento de efluentes cloacales de una población de más de 100 mil habitantes.
El nuevo servicio de cloacas estará disponible para toda la zona delimitada por el arroyo Langueyú, Reforma Universitaria, Ruta Nacional 226 y Chapaleofú.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario