Macri dijo que como presidente cerraría por decreto la Oncca, por corrupta y clientelar

El jefe de Gobierno porteño y precandidato a presidente de la Nación, Mauricio Macri, se reunió ayer con un grupo de productores agropecuarios tandilenses, en el paraje El Paraíso, donde les anticipó que si llegara a la Casa Rosada ?cerraría por decreto la oficina del Oncca?, por los ?altos niveles de corrupción? y el ?amiguismo? que hoy atraviesan la entrega de subsidios que provienen de ese organismo nacional.
El ex presidente de Boca Juniors llegó a Tandil acompañado por su primo y diputado provincial, Jorge Macri; el legislador nacional por el PRO, Gastón Gribaudo; la legisladora nacional, Soledad Martínez, y el coordinador de los equipos técnicos del macrismo en su recorrida por el interior, Francisco Cabrera.
Todos ellos secundaron a Macri en la mesa, a la que también se sumaron los dos concejales de Unión PRO, Mario Bracciale y Claudio Ersinger, y el presidente del PRO en Tandil, Rubén Arbeo.
Macri permanecerá hasta hoy en esta ciudad, pero ayer se entrevistó y almorzó en El Paraíso con productores agropecuarios, y de las más duros, varios de los que se han enfrentado con el gobernador Daniel Scioli a través de escraches cuando el mandatario estuvo para inaugurar el Hospital de Niños -cuando comenzaba la crisis por la Resolución 125-, y, hace pocas semanas, cuando el justicialista llegó para anunciar la Ley de Paisaje Protegido.
Quizás la misma dureza usó Macri cuando lo consultaron por su visión de la Oncca. ?Si me preguntan cuál sería la primera medida que tomaría si llegara a Presidente sería ésa: cerraría por decreto el Oncca, porque para lo único que ha servido es para encontrar altísimos niveles de corrupción y para manejar con amiguismo los subsidios que o nunca llegan o se entregan a los amigos?, aseguró Macri.
Hablaba para la prensa, pero también era seguido atentamente por los chacareros y otros militantes del macrismo que, según su jefe político, es el ?espacio que más jóvenes ha sumado a la política en los últimos años?.

?No hay que
apresurarse?

Consultado sobre las aspiraciones de su eventual aliado, Francisco De Narváez, el jefe de Gobierno prefirió no confrontar hacia el interior de la oposición: ?Les puedo decir lo mismo que dije ayer (por el viernes), que cuando los llamé a trabajar juntos a Francisco y a Felipe (Solá) no me equivoqué y, de hecho, lograr en las elecciones plasmar un aire de renovación en la provincia de Buenos Aires. Sus aspiraciones son legítimas, pero ahora estamos en otra etapa que es la de caminar, trabajar y sumar en toda la Argentina. Falta un largo año y no hay que apresurarse?, aseveró Macri, que evitó profundizar demasiado al respecto.
Pero la mayor dureza de Macri se la llevó el kirchnerismo. ?En mi primer día de gestión como presidente firmaría un decreto de cierre del Oncca, porque lo único que genera son trabas, palos en la rueda, que ha mostrado altísimos niveles de corrupción, con subsidios que no llegan o se dan por clientelismo solo a los amigos?, insistió el líder del PRO.
Casi en el mismo sentido, se quejó por entender por ?las trabas a las exportaciones e importaciones, que no permiten a los productores de la Argentina competir con los productores del resto del mundo, en un marco de previsibilidad y reglas claras?.
Macri criticó a su ex compañero de fórmula Francisco De Narváez: ?Su ambición es entendible, pero no es coherente con lo que proponíamos en las elecciones pasadas con un proyecto global. Pero él sigue trabajando en un proyecto personal?, sentenció Macri.
En tanto, De Narváez confirmó que se presentará ante un juez federal para que lo habilite a postularse como presidente porque, pese a haberse nacionalizado, el político nació en Colombia. Además, el diputado bonaerense apostó a armar una fórmula con el santafesino Carlos Reutemann.
Mientras tanto, Macri sigue buscando alianzas y recorriendo el país. Su objetivo, asegura, es llegar a la Presidencia.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario