Madereros acercó a Trabajo su preocupación por el sector

En medio de la crisis que atraviesa el sector, el titular del Sindicato de Trabajadores Madereros de Tandil, Daniel López, acercó su preocupación al Ministerio de Trabajo de la Provincia, a pocos días del cierre de la empresa Ecomad. El dirigente gremial advirtió que hay otras empresas muy complicadas y cuyo futuro es incierto. Frente a este panorama, anunció que ya inició tratativas para gestionar los Repro.

En diálogo con El Eco de Tandil, detalló que el objetivo de la audiencia mantenida con el delegado de la cartera laboral bonaerense, César Sosa, fue “ver realidades y distintas situaciones que están afectando demasiado a la industria maderera”.

Confirmó en tal sentido que la situación “se agrava cada vez más y los empresarios están muy preocupados, algunos incluso hasta desesperados, como es el caso de la empresa Equipart, donde uno de sus titulares, Marcelo Maiarú, me transmitió que sólo tiene para afrontar la próxima quincena a los siete trabajadores, pero después ya no tiene más para pagarles ni siquiera las cargas sociales e impuestos, ante estos tarifazos que vinieron y repercutieron demasiado, al no haber consumo”.

“Y ello –remarcó- trae un efecto dominó que, realmente, hace que no haya venta. Esta empresa se dedica a la fabricación de muebles de farmacias y ya hace tres meses que no tiene pedidos. Los que tenía, se han hecho, y hacia adelante no tiene prácticamente nada”.

 

“Una situación que no cambia”

 

En consecuencia, López lamentó que esta preocupante situación “no se corrige, no cambia y se agrava cada día más”, y subrayó que él como titular del sindicato ya se encargó de iniciar acciones para acompañar a los empresarios y fundamentalmente a los trabajadores.

Manifestó que quieren que las empresas sigan trabajando para que los empleados tengan trabajo y que los empresarios “no estén angustiados” porque se termina “la cadena de la producción y aparecen las consecuencias que derivan en el cierre o en una suspensión”.

Desde Madereros, precisó que ya están “gestionando los Repro porque en Equipart hay una situación de crisis agravada”, aunque aclaró que “va a llevar un tiempo”.

“Ya estuvimos reunidos con la gente del Ministerio de Trabajo de la Nación porque desde allí se tramitan los famosos Repro. Sosa, por su parte, nos abrió las puertas y nos indicó cómo está la situación y cuáles son los programas que hay, que son muy pocos, aunque nos indicó cómo teníamos que seguir. Estamos ahora viendo cuáles son las posibilidades para poder afrontar esta crisis, que realmente es una agonía”, expresó.

 

Las empresas complicadas

 

Advirtió que, además de Equipart, “hay otras dos empresas complicadas”. Detalló que una de ellas es Imra SA, de la localidad vecina de Rauch, que fabrica aberturas y bajó sus ventas en un 40 por ciento. “Y hay otra que, también, se dedica a fabricar muebles y tiene serios problemas porque no tiene ventas y obviamente, si no hay, a los trabajadores no se les puede decir que sigan produciendo porque se acaban los insumos y los empresarios lo primero que hacen ante esta situación es parar con la producción. Y por lógica al no tener entrada de dinero, las consecuencias las pagan los pobres trabajadores”, planteó.

 

Sin programas de contención

 

Por último, si bien valoró la buena predisposición del delegado Sosa, denunció que “no hay programas de contención porque lo que vemos es que las empresas cierran o suspenden, pero no hay nada para que los trabajadores puedan paliar esta grave situación”.

Por su parte, adelantó que la semana próxima estará viajando a La Plata con el fin de reunirse con autoridades del Ministerio de Trabajo a “los efectos de ver cómo se pueden regularizar algunas cuestiones para poder sobrellevar esta gran carga y esta agonía que estamos padeciendo”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario