Malestar en la Rural por la ausencia de provincias alineadas con el Gobierno

“Si siguen j… así, vamos a volver a chocar”, advirtió un dirigente rural que integra la primera línea de la Sociedad Rural Argentina (SRA) al responder en un estricto off las consultas sobre el faltazo de las provincias kirchneristas a la muestra ganadera y las declaraciones del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, que anunció reuniones separadas entre la entidades agrarias.
Lejos de la esperanza que había generado las modificaciones en el Gabinete nacional para reestablecer el diálogo, los dirigentes de la SRA consideraron que se tratan de “provocaciones” las acciones del Gobierno, y ratificaron la unidad de la Mesa de Enlace. “Vos fijate que a la carpa de las entidades va mucha gente para preguntar qué va a pasar con el conflicto de acá en más, y para respaldar los reclamos”, le dijo a Noticias Argentinas uno de los socios de la Rural, y destacó el “rechazo que generan en la gente” las figuras del Gobierno, al señalar que “si viene un funcionario, lo van a silbar”.
El caso más llamativo en este marco de “hostilidad” fue el de la provincia de Tucumán, cuyo stand estuvo en marcha en la jornada inaugural de la muestra, pero al segundo día se destacó por su ausencia.
La provincia de mayor producción de azúcar del país está comandada por el gobernador José Alperovich, un dirigente justicialista fuertemente alineado con la administración de Cristina Kirchner, y a la conducción política del ex presidente y actual jefe del PJ, Néstor Kirchner. Alperovich confrontó fuertemente con las protestas de las entidades agrarias en el marco de la disputa entre el Gobierno y el campo, que se desarrolló por más de 130 días, a raíz de la aplicación de las polémicas retenciones móviles.
Además, Tucumán es la principal productora nacional de limones, con un volumen de producción estimada para el 2002 de 1.180.000 toneladas, destinadas principalmente al mercado externo, tanto en fresco como procesado. Otra de las grandes ausentes es Formosa, que tenía reservado un stand al aire libre pero que también sufrió las consecuencias del conflicto luego de que su gobernador, Gildo Insfrán, defendiera con fuerza la derogada resolución 125.
Conocida era la inasistencia de Chaco, que también tenía un lugar reservado en uno de los pabellones cerrados, que había anunciado su decisión a partir de la postura del jefe provincial, el ultrakirchnerista Jorge Capitanich. La primera ausencia confirmada había sido de parte del INTA, que pagó alrededor de 50 mil pesos por adelantado para garantizar su presencia, pero lo dejó vacío.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario