Mañana se inaugura “Luz, cámara, ficción”, una invitación al diálogo de dos disciplinas artísticas

30 fotografías, 60 microficciones, un diálogo entre dos disciplinas artísticas y una invitación a dejar volar la propia imaginación. Mañana a las 19 en el espacio cultural El Taller -Alem 832- se inaugurará “Luz, cámara, ficción”, una muestra fotográfico-literaria que reúne 30 imágenes capturadas por la lente de la reconocida fotógrafa Patricia Laguna y microficciones escritas por los alumnos de 1er. año del Profesorado de Lengua y Literatura. Del evento participará, además, una banda musical. La exhibición podrá visitarse hasta el viernes 11 de noviembre.

Antes de compartir su trabajo con el público, la escritora Patricia Ratto, docente y coordinadora del proyecto, Laguna y a las alumnas Evelyn Gogorza, Analía Vega, Daniela Rodríguez, charlaron con El Eco de Tandil.

-¿Cómo surgió la muestra?
Patricia Ratto: -En el marco del segundo cuatrimestre del taller de lectura, escritura, y práctica del lenguaje oral, siempre propongo que los alumnos hagan un trabajo de escritura pero vinculándose con otra disciplina artística. Este año elegí trabajar con Patricia Laguna porque me encantan sus fotos. Lo que hacen los alumnos es escribir un género literario que se llama microficción. Son textos hiperbreves. Tratamos que sean textos de dos, tres líneas, y yo digo que esos textos funcionan casi como la fotografía: la mayor parte de lo que se dice se sugiere y es completado por el lector o el espectador, porque se pueden leer casi a golpe de vista con las fotos.
-¿La muestra tiene alguna temática como eje?
Patricia Laguna: -A través de la fotografía yo trabajo varios temas. Con Patricia elegimos dos temáticas, cielos y nublados, para esta muestra. A partir de ahí hicimos una selección y después, a su vez, los chicos también hicieron una selección de la selección que les di para escribir sobre lo que más les gusto.
-¿Cada uno pudo elegir la foto que le interesaba?
Evelyn Gogorza: -Patricia nos dio, en principio, 60 fotos, ¡y nos gustaron todas porque eran una más linda que la otra! Escribimos sobre todas, y después hicimos un recorte. Fue un proceso de clasificación. Primero descartamos las que tenían pocas microficciones o no tenían, y luego nos abocamos a las que tenían más textos, a las que más inspiraron.
-¿Trabajaron más de una imagen cada uno?
Patricia Ratto: -¡Sí! Hicieron una producción de más de 20 microficciones cada uno para poder seleccionar luego tres o cuatro. Era un género nuevo para ellos.
Evelyn Gogorza: -Cuando Patricia nos habló de microficciones a mí me dio miedo porque eran textos muy cortos. Tenemos algún referente, trabajamos con una autora, y pensábamos “¿cómo podemos escribir así, tan poquito?”. ¡Pero salió! -Sintetizar fue un desafío…
Patricia Ratto: -Sí, y es tan sugerente a la vez. ¿No?
-¿Cómo es escribir a partir de una imagen predeterminada?
Analía Vega: -Durante todo el segundo cuatrimestre Patricia nos fue explicando y dando herramientas para que pudiéramos empezar a conocer lo que es la microficción y escribirla. Nos dijo que no se trataba solo de escribir lo que se ve en la imagen sino que había que ir un poco más allá, jugar con la imaginación del lector que va a ver esa imagen y que va a leer la microficción. Empezamos entonces a hacer ejercicios para practicar y para ir soltándonos más. Así fueron surgiendo las diferentes microficciones. En sí parece sencillo pero no lo es. Si bien es un texto corto, tiene que tener una historia, algo que te atrape o algo interesante.
Patricia Ratto: -Lo que yo les propuse fue que el texto no replicara lo que ya el espectador iba a ver en la foto.
-Que no sea redundante.
Patricia Ratto: -Claro. Cada foto se va a mostrar con dos microficciones que hacen una lectura muy diferente de lo que pasa en esa foto. Y como la microficción tiene esa cualidad de dialogar con otros formatos textuales, vamos a encontrar desde recetas para hacer paisajes o cielos hasta prospectos de medicamentos y pequeñas historias o micro cuentos, ¡hay de todo!
¿Qué fue lo que más les llamó la atención del proceso de trabajo?
Patricia Ratto: -A mí lo que me gusta de hacer este tipo de trabajo es que el grupo va cambiando. Se van haciendo más compañeros, todos se apoyan, todos leen y alientan al otro para que escriba. Todos, realmente, están trabajando para que se muestre lo mejor que hizo cada uno. Es decir, se generan otras cosas con este tipo de trabajos y otro tipo de compromiso. Me parece que es un trabajo diferente que a los alumnos les permite aprender pero también salir un poco del aula y poner la escritura en contexto. Un microficción no se escribe para un profesor en la vida. Yo soy escritora y no escribo para ningún profesor, escribo para que lo lean los lectores. Entonces, esto es como sacar a la literatura del profesorado y ponerla a circular en un ámbito en donde los lectores van a ir a leer y a ver la muestra.
Daniela Rodríguez: -Aprendimos a escribir para otras miradas. Como dice la profesora, todos pusimos un poco y buscamos que el resultado sea útil realmente. Que quede bien a la muestra. Buscamos que las fotos de Patricia queden lindas y también nuestras microficciones. No competimos entre nosotros, y eso me parece que es fundamental también. Aprendimos a escribir. La verdad es que iniciamos un camino muy lindo para esta presentación y estamos muy contentos a nivel general en el curso.
-¿Qué sensación les genera compartir el trabajo que hicieron?
Daniela Rodríguez: -Al no haber hecho nunca algo así uno tiende a decir “no, lo mío no sirve”. Entonces, para mí es un orgullo que todos como alumnos podamos presentarnos.
Patricia Laguna: -Para mí también es un orgullo que Patricia me eligiera. Ya había visto la muestra otros años y me parecía genial este intercambio artístico: aprenden los chicos del artista, el artista aprende sobre lo que los chicos escriben sobre su obra… La fotografía es muy individual y cuando uno tiene posibilidad de mostrarla y sumar esta confluencia es muy bueno.
Patricia Ratto: -A mí como docente lo que también me interesa cuando hago este tipo de actividades es cómo algunas cosas que se demandan en los lugares de enseñanza, como que los alumnos no se preocupan por corregir o no les interesa, acá aparece de forma genuina. No viene de una demanda del profesor. Eso nos hace pensar que cuando la escritura esta puesta a funcionar en un contexto real, esas cosas se producen.
-¿Con qué se va a encontrar el público?
Patricia Ratto: Lo que va a ver el público es un diálogo de dos disciplinas artísticas en donde está la cámara, esta la palabra, y en los dos hay algo de luz para mostrar eso que armamos y preparamos.
Patricia Laguna: -Esperemos que los sorprenda a todos. Seguramente sí.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario