Manuel Díaz Vigo, un artista que se divide entre la ilustración y la dirección de arte

Tras más de un mes desde la inauguración de su muestra, el pasado fin de semana terminó “Detrás del pastizal”, que tenía como protagonista al ilustrador Manuel Díaz Vigo. Oriundo de Las Flores y tandilense por elección, este joven trabaja en la ciudad no solo con ilustraciones sino con la idea de capacitarse para la dirección de arte, una nueva faceta que encontró en los últimos años y que balanceó su carrera profesional.
Manuel Díaz Vigo dialogó con El Eco de Tandil sobre su inicio, muestras y sus aspiraciones. Hijo de un profesor de artes plásticas y una profesora de danza, “el arte inevitablemente estaba en mi casa”, por lo que llegó a Tandil en 2007 para estudiar artes plásticas en el IPAT. En 2011 se recibió como profesor pero no ejerce sino que comenzó a trabajar como ilustrador, aunque en el último tiempo comenzó a inmiscuirse en el campo audiovisual donde encontró una faceta distinta para su trabajo profesional y un área que le gustó mucho.
Reconoció que la ilustración es un proyecto un poco más personal y permite hacerlo porque él sólo con un lápiz y una hoja puede resolver cuestiones, además, como trabaja gran parte digital, lo resuelve solo. Sin embargo, el audiovisual requiere mucha más técnica, herramientas y sobre todo más personas, por lo que es más complejo.
Así fue que, con su trabajo personal, expuso sus obras de ilustración en una muestra denominada “Detrás del pastizal”, la cual se inauguró el pasado 16 de mayo en la Galería Abra y estuvo más de un mes expuesta, hasta el sábado, que fue su último día. En lo que respecta al ofrecimiento para participar, Manuel confesó que lo invitaron directamente desde la galería a exponer y participar, además que ahora quedarán allí algunas obras que están a la venta.
“Esta fue mi primera muestra individual y hacía bastante que no exponía ya que estaba haciendo algunas cosas nuevas diferentes a lo que venía haciendo; así que estoy muy contento con el resultado de la muestra y con las obras que logré exponer”, indicó.
“Detrás del pastizal” son nueve ilustraciones que fueron realizadas en su mayoría durante el año pasado, menos una que es de este año. La idea sobre las obras que iba a exponer surgió a raíz de que hace un tiempo Manuel comenzó a hacer arte para bandas, como posters, flyers o tapas de disco y son de esa camada de ilustraciones pero sin toda la información de cada una de las bandas.
Por otro lado, el nombre de la muestra surgió ya que en las obras no hay ninguna figura humana y todas muestran una especie de naturaleza extraña, por lo tanto “la idea era contar algo que está más allá, que no llegamos a ver, como más surrealista”, explicó.

Su estilo
Manuel confesó que el material que estuvo en la muestra es bastante diferente a lo que hacía principalmente durante sus años de estudio. Es más, al momento de planificar las obras que iba a utilizar para que formen parte de la muestra, decidió reunirse con algunos de sus profesores del IPAT a quienes les mostró varias obras.
“Hice una selección que pensaba que podían resultar y les pregunté qué pensaban sobre mi estilo, ya que en algún punto yo siento que no tengo un estilo o que lo estoy buscando. Sin embargo ellos, que nunca habían visto estas ilustraciones, me dijeron que se notaba que era mío y que había detalles plasmados en las obras”, recordó.
Por otro lado manifestó que durante la carrera hacía mucha figura humana “cosa que ahora no hago”. En sus años de carrera, toda obra tenía que tener personas o parte de ellas y ahora prácticamente no hay nada. Eso sumado a que hacía mucho más grabado y le sigue gustando, pero también requiere de más materiales porque hay que tener la prensa para imprimir y tener más espacio; igualmente no lo descarta. Antes también pintaba y ahora no lo hace nunca, pero sobre todo por el espacio y los tiempos que son más complicados, “por eso algunas cosas las vas postergando”.
Otro de los puntos que resaltó Manuel fue que si hay algo que se mantiene es que estas obras que son arte para bandas, es que siempre tuvo la intención de relacionar tanto las artes plásticas como la música porque “yo me nutrí mucho de la música”. El último año de la carrera había que hacer un libro de artista en grabado y llevó a cabo uno con la interpretación de unas máscaras que usaban un grupo de música. “En ese momento fue cuando comenzó a haber una conexión”.

Ida y vuelta
A pesar de sus inicios en la ilustración, siempre había estado entre cine y artes plásticas, por lo que además hace unos años comenzó a estudiar cine “muy despacio” y ahora está mechando entre ilustración, proyectos propios y algunas cuestiones audiovisuales.
“Me estoy metiendo mucho en el tema del arte en el audiovisual, sobre todo en dirección de arte. Tuve la suerte de hacer algunos trabajos en relación a eso, poder experimentar y aprender mucho”, reconoció. Al mismo tiempo la dirección de arte es lo que le echa un poco de las artes plásticas, con una visión estética y por eso en agosto comenzará a realizar un curso en Buenos Aires sobre dirección de arte, pero más concreto sobre esa temática. “Esto me entusiasma mucho y creo que me gusta entrelazarlo con la ilustración. Comencé como ilustrador y luego las cosa fluyeron para que terminara como director de arte, por supuesto gracias a que todo el grupo de trabajo me empujó y me apoyó para que eso sucediera”, reconoció.
Por último, en relación a la idea de continuar exponiendo sus obras, Manuel Díaz Vigo indicó que le gustaría llevarlas a Las Flores donde hay una galería de artes que se llama Mapa. “Allí nos conocemos todos y en el ambiente del arte todavía más, por lo tanto en algún momento quiero llevarla para allá”, confesó. Además agregó que siempre hay lugares o artistas conocidos, por lo que también tuvo invitaciones para exponer en Buenos Aires y La Plata, “pero vamos de a poco”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario