Mar del Plata apuntaba alto, pero no pudo alcanzar la final

Tras una primera jornada ideal, con tres triunfos, uno de ellos nada menos que ante Los Pumas 7, el seleccionado de Mar del Plata había subido sus pretensiones en el Seven Internacional, que se llevó a cabo en el predio del club Alvarado. Sin embargo, tuvo que conformarse con el título en la Copa de Plata. De todas formas, el Trébol, que tuvo en su plantel a los tandilenses Bernardo Quaranta y Rodrigo Bruni, cerró una muy buena actuación y en la final venció a Estados Unidos por 14 a 7.


Con el triunfo, los dirigidos por Daniel Villén y Marcelo Gilardi maquillaron un flojo inicio de segunda jornada en la que empataron con Litoral 7 y cayeron con Uruguay en la zona de clasificación, resultados que lo privaron de pelear por la Copa de Oro.

En la final, ante los estadounidenses, el “Trébol” salió a la cancha con Bernardo Quaranta, Mariano Abate y Manuel Riego; Ignacio Marino, Emanuel Contino, Rafael Riego y Guido Zingale.


En ese cotejo decisivo, tuvo muchos méritos. Primero, el de no perder la paciencia a pesar de empezar perdiendo 7 a 0 sobre el cierre del segmento inicial. Después, el de recuperarse físicamente tras dos jornadas muy arduas. Y además, volvió a mostrar cosas interesantes en ofensiva.


Ignacio Marino, uno de los mejores, gestó el try del empate en la última del primer tiempo. El “Pulga” se filtró y asistió a Manuel Riego, quien con mucha destreza controló y apoyó. La conversión de su hermano Rafael fue adentro (7-7).


En el complemento ingresaron Rodrigo Bruni, Lucas Gatti y Facundo Raiteri por Quaranta, Manuel Riego y Zingale respectivamente.


A los 2 minutos, Mar del Plata hilvanó una muy buena ofensiva de contra que no pudo completar sobre la izquierda tras un mal pase de Marino para Rafael Riego que parecía irse, pero el centro de San Ignacio no la dio por perdida y rescató la pelota, continuando la acción. La misma se trasladó, con buen juego de manos, hacia el otro sector y el que apoyó fue Guido Zingale. La conversión de Riego, con viento en contra cruzado, entró (14-7).


En el final, el Trébol tuvo una nueva chance y aunque no hubo conexión, fue importante porque Estados Unidos jugó lejos del in-goal local hasta el sonido de la chicharra que le dio el título a los orientados por Marcelo Gilardi y Daniel Villén.


La jornada comenzó con un empate 7-7 ante el combinado de Litoral 7, otro de los equipos fuertes que participaron del certamen. El Seleccionado de Mar del Plata salió a jugar con los titulares habituales, y después ingresaron Lucas Gatti por Quaranta, Rodrigo Bruni por Manuel Riego y Facundo Raiteri por Zingale.


Empezó cuesta arriba la historia para el “Trébol”, ya que a los 15 segundos el equipo comandado por el ex Puma Nicolás Bruzzone llegó al try tras aprovechar una pelota perdida. La conversión fue adentro (0-7). Si bien el rival se quedó con uno menos por una tarjeta amarilla a los 3 minutos, Mar del Plata no pudo lastimar en ataque. De hecho, se salvó de un nuevo try en contra gracias a un tackle doble de los hermanos Riego a un metro del in-goal. 


Estaba complicado el trámite, pero de un scrum para Litoral llegó el empate. Marino la peleó, Bruni la recuperó y cedió para Abate quien apoyó. La conversión era complicada, pero Rafael Riego acertó y empató. Luego, por la tarde, el Seleccionado de Mar del Plata perdió Uruguay 10-5 cerrando la etapa de clasificación. Los titulares fueron Quaranta, Manuel Riego y Abate, Marino, Contino, Rafael Riego y Zingale. Después ingresaron Gatti y Bruni.



Empezó bien el partido, con un try del “Pulga” Marino tras robar la pelota en un scrum en el primer tiempo. Pero después, los uruguayos aprovecharon un quedo del local y marcaron dos veces para quedarse con el partido y negarle al Trébol la chance de jugar la final de la Copa de Oro.


De todas maneras, fue un cierre con sonrisas para el conjunto de la Unión de Rugby de Mar del Plata. Más allá de la merma en la parte física y el rendimiento en el segundo día de competencia, lo hecho en el primero, con triunfos ante Los Pumas, Canadá y Estados Unidos; y la posterior obtención de la Copa de Plata, dejaron un saldo positivo.
La Copa de Oro fue para Los Pumas 7, que derrotaron en la final a Litoral 7 por 26 a 21. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario