María Paula Zacharías, visiones que abren debates

Con esta pregunta de partida María Paula Zacharías -reconocida periodista que integrará el jurado del Salón Nacional de Arte Sacro en su número cuarenta y seis- inició una nota para el diario La Nación en agosto del 2015 donde planteó diversas cuestiones relacionadas a las visiones que hoy tenemos sobre los museos, siendo las mismas el fundamento en la organización del Museo Reimaginado, un encuentro con mas de 60 oradores y 400 inscriptos, llevado adelante por Fundación TyPA (Teoría y Prácticas de las Artes), de Argentina y American Alliance of Museums (AAM) de Estados Unidos. En el cual el Mumbat fue invitado a participar.

Dialogando con especialistas
y profesionales de las artes

María Paula expuso en La Nación disímiles miradas acerca de qué es un museo hoy. Seb Chan, gurú australiano en tecnología para museos analizó: “Es un espacio social, comunitario, un santuario, un centro de actividades, un refugio y un almacén del tesoro público. En ocasiones, todo a la vez. El mayor reto es tratar de ser relevantes para la comunidad, en un momento en el que la información se encuentra en la punta de los dedos, los ciudadanos están cada vez más pobres de tiempo, y el patrimonio está muchas veces bajo amenaza física”.

No obstante, el investigador Néstor García Canclini defiende el valor de la interculturalidad. “Hoy no está tan claro qué es un museo, sino lo que ya no puede ser. No puede exhibir la cultura como trofeo de las conquistas, ni como simple orgullo de la identidad nacional. No puede consagrar al arte contemporáneo como si fuera la última etapa de las bellas artes y no puede ser una app del mercado. Al repensarlo como medio de comunicación, se trata de que se vean las obras como parte de procesos sociales”, señala.

Cumbia y barra de tragos

Zacharías sostiene que “algo esta cambiando en los museos. Suena cumbia y hay barra de tragos en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. En el Museo Nacional de Bellas Artes las performances y la música interactúan con el patrimonio. Nacen y crecen relucientes museos privados. Los templos añosos del arte culto se actualizan con tiendas, cafés, merchandising, membresías para jóvenes, actividades para chicos y ciclos de música y cine. Las fotos ya no están prohibidas, sino que se alienta a compartirlas en las redes con hashtags y arrobas. Claro, los tiempos son otros y el museo va camino a ser un espacio amigable, informal, cercano, un punto de encuentro o un lugar de moda. Pero los cambios no se dan sólo a nivel superficial.

Las visiones sobre qué es hoy un museo son muchas, y abren debates que involucran cuestiones estéticas, arquitectónicas, tecnológicas y hasta geopolíticas (…)”.

Hoy por hoy

Los museos presentan dinámicas heterogéneas que se adaptan a la realidad social vigente. “Ya no es adecuado para los museos presentar sus colecciones y esperar pasivamente a los visitantes. En un entorno de redes sociales y comunicación instantánea, los museos proponen estrategias atractivas que calan hondo en las comunidades, demuestran capacidad de respuesta a los problemas sociales, y se convierten en lugares de debate cívico. Esta transformación es parte de los desafíos que el Mumbat ha iniciado en los últimos años sumándose a miradas sobre la violencia de género, la educación vial local, las visiones sobre el arte en sus distintas manifestaciones: patrimonio y nuevas tendencias, lenguajes tradicionales y alternativos, para que el debate y las nuevas miradas sirvan a una sociedad deseosa de adquirir otras instancias de lectura y criticidad.

El encuentro TyPA tuvo el fin de de generar una plataforma que ponga en escena las mejores metodologías, las ideas innovadoras y los enfoques creativos, además de compartir respuestas a problemas comunes e interactuar con profesionales de todo el continente, el Museo Reimaginado buscó formar una red de expertos del arte que promuevan herramientas para la transformación positiva en el campo de los museos y el Mumbat estuvo presente.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario