Mary y Marta, dos aurinegras de alma

 ?Desde que tengo uso de razón voy a la cancha. Empecé con el fútbol agrario, vivíamos en el campo e íbamos siempre. Me hago de novia con un jugador de fútbol y donde iba él, iba yo. Sea local o visitante. Y las penurias que pasábamos?, rememora con un tono campechano y comprador Marta Duré, todo un personaje para oír los viernes por la noche bajo el seudónimo de ?La Señora del Tablón? en la 104.1.
Y el caso de Mary Zavagno es muy particular. Cualquier habitué de la cancha lo sabrá, parece una persona de lo más sencilla pero en la tribuna se transforma como nunca. ?A Santamarina todos le tienen envidia?, suelta de lo más segura.
Y cuando hablan del aurinegro, se embala: ?Es único por su hinchada acá en Tandil. Son familias enteras y eso no se ve en otro lado, Ferro e Independiente es otro tipo de gente, no van a la cancha?, dice una. ?Independiente es el mejor club a nivel institución. Ponen plata cuando hace falta pero no tienen la pasión que tiene la gente de Santamarina?, expresa la otra.
Y a doña Marta no la para nadie: ?Cuando empezó Santamarina de nuevo, mi hijo Mauricio fue uno de los siete locos que empezaron?, cuenta con orgullo. ?Y ahí me prendí yo. Los fines de semana entiendo a las mujeres que dicen que no tienen nada para ver en la tele pero a mí no me pasa, yo miro fútbol de Italia, España o donde sea?.
-¿Y usted, Mary, es actualmente dirigente?
-Sí, yo no quería mucho estar en esta comisión. Yo dije que colaboraba de afuera porque en casa yo tengo toda la utilería y empecé con la primera comisión directiva, por eso no me parecía ético continuar ahora pero me insistieron y acepté. Estoy en Santamarina desde que tengo 8 años, lo llevo en el alma. Empecé a ir a la cancha por Andrés Acuña.
-De toda la gente que la conoce ninguna persona dudaría de su honestidad y pasión por Santamarina.
-Sí, por suerte confían porque por ahí hay alguna persona que lo hace para sacar alguna ventaja o cobrar algún sueldo, en mi caso lo hago porque amo a Santamarina.
-Marta: Ella es como mi hijo, horas y horas le saca a su trabajo por Santamarina.
-¿De qué trabajan?
-Marta: Yo soy ama de casa y trabajo en casas de familia. Con eso le pude pagar los estudios a mi hijo para ser lo que es hoy, ésa es la herencia que le voy a dejar.
-Mary: Yo trabajo en el bazar Zabel pero por el fútbol dejo cualquier cosa. Por Santamarina o River no cambio nada. Y quiero agradecerle a Duilio Botella y Facundo De la Piedra porque me han llevado a todos lados.
Marta: Claro, para mí las salidas son el fútbol.
-¿Y nunca se le complicó, Mary, en el trabajo por los viajes?
-Por suerte no tengo problemas. Le agradezco mucho a Juancho (Martínez Belza) que siempre me permite viajar. Sólo una vez tuve un problema, cuando jugó Santamarina en San Juan. Era época de fiestas y el bazar trabajaba mucho. Le avisé unos días antes: ?Juancho, yo el 21 viajo?. Y no me autorizó: ?No, no, de ninguna manera. Si te vas atenete a las consecuencias?. Y me fui igual, a la vuelta estaba bastante enojado pero todo pasó.
-¿Las camisetas del equipo las lava usted?
-Sí, no siempre. Por ejemplo, los últimos dos meses de la anterior comisión cuando se nos fue el sponsor, para ahorrar las lavaba yo. Y como me gusta que las medias queden bien blancas, primero las ponía en el lavarropa y luego las fregaba a mano. Me llevaba toda la semana.
-¿Está para ascender Santamarina?
-Mary: Yo pienso que sí, que este año se nos puede dar. El año pasado el partido con Corrientes no era para perderlo por cuatro goles.
-Marta: Yo lo que veo este año es un equipo corto.
-Mary: Bueno, pero nunca hubo mucho recambio.
-Marta: A mí me da la impresión de que hay menos que el año pasado, es mi humilde opinión. Ojalá que no haya lesionados.
-¿Usted Marta no sería dirigente?
-Nunca, todo lo que ha hecho mi hijo por el club y sin embargo siempre están las lenguas largas. Nunca sale bien parado un dirigente, siempre la gente tiene algo para decir cuando se deja el alma, se deja el trabajo, la familia.
-Mary: Para criticar siempre están, para opinar están todos, ahora cuando tienen que dar una mano, desaparecen.
-Mary, me cuentan que usted es un poco más fanática de Santamarina que de River, un poquito.
-No, no, 50 y 50. Ese dilema lo tengo porque nosotros tenemos la filial de River acá y como integrante de la comisión directiva de la misma, viajamos a ver los partidos pero me cargan con que viajo más a ver a Santamarina. Pasa que tengo otras responsabilidades, llevar la ropa y demás. No puedo ausentarme. De hecho tengo la bandera de ambos colores que dice: ?Tengo dos amores?.
-¿Es cierto que hace ?cuernitos? en los partidos a lo Mostaza Merlo?
-(sonríe) Es cierto, es cierto.
-¿Y también es cierto que no cruza palabra con hinchas de Boca?
-No es para tanto, lo que pasa que cuando ellos ganan empiezan a hablar. Y encima cargan con saña, tengo amigos bosteros pero nos cargamos con cierta cautela. Cuando cargan con saña les corto el rostro y ni los saludo.
-¿Anécdotas que tenga de la cancha, Mary?
-De chica haber parado a un referí en la calle y decirle de todo. Pienso que no me pegaron una cachetada porque era una nena de 14 años.
-¿La vez que Santamarina cae en los penales en San Juan la pasaron muy mal, no?
-Nunca la pasamos tan mal, yo creo que si ganábamos hoy no estaba acá. Porque la policía nos dejó a la buena de Dios. Corríamos para un lado, para el otro, no sabíamos para dónde ir. Fue terrible.
-Marta, en el programa ?Súper Deportivo? suele ser muy enfática. ¿Se arrepiente de algo que haya dicho?
-No, y si me dieran más tiempo diría más cosas todavía.
-¿A qué jugador de otro club de Tandil les gustaría tener en Santamarina?
-Mary: En realidad no los miro para que vengan a Santamarina. Cuando vino Ijurco, de Ferro, me costó aceptarlo pero es un pibe bárbaro.
-¿Ningún jugador?
-(se miran). ?Bueno, sí, Michel?, coinciden al unísono. ?Pero cuando lo han ido a ver a Santamarina le pidieron fortuna. El presidente de Grupo nunca nos quiso dar ningún jugador a nosotros?, remata Marta.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario