Mascotandil realizará un remate de tortas para saldar deudas

Como en otras oportunidades, la agrupación proteccionista Mascotandil realizará un remate a beneficio de los perros en tránsito -que estaban en Bromatología-, de los rescatados de la calle, para abonar las guarderías, y para comprar alimento, pipetas y medicamentos.

Mariana Jara, una de las responsables de la ONG, dialogó con El Eco de Tandil y explicó que en diciembre habían logrado terminar con las deudas pero este año tuvieron muchos casos de perros de la calle atropellados, los cuales fueron derivados a la veterinaria de Alberto Crovetto. Entonces, la deuda de estos primeros tres meses del año asciende a 12 mil pesos, ya que hay cirugías de diafragma, amputación de un perro agusanado en una pata, distintas atenciones, placas y consultas; lo mismo sucede en la veterinaria de San Lorenzo 310, donde deben algo más de 4 mil pesos.
A raíz de todas las deudas y de que no cuentan con alimento, decidieron hacer un remate de tortas ya que hace mucho que no organizan eventos y necesitan recaudar. La idea es llevarlo a cabo hoy, de 14 a 16.30, de forma virtual por Facebook, donde publicarán un álbum con todas las fotos, luego 16.30 se cierra el remate y las chicas salen a repartir a domicilio. En 15 ó 20 días van a repetirlo o hacer un remate de ropa ya que la idea es organizar estas cuestiones más seguido porque no tienen manera de poder bajar la deuda nuevamente.
“No sé cómo vamos a continuar, porque estamos muy sobrepasadas, igual que el alimento, así que estamos viendo cuánto dinero nos donan en las alcancías para poder comprar una bolsa. Y cómo hacemos cuando nos llaman para decirnos que hay un perro atropellado. No podemos dejarlo tirado”, advirtió Jara.
Por otro lado, en lo que respecta a la adopción de los perros de Bromatología, cuentan con una persona que está haciendo de nexo con el responsable del área municipal, Omar Olivera, par volver a reunirse en unos días. No obstante, Jara manifestó que sigue con la idea de que pueden ingresar pero no sacar fotos, y el problema es que necesitan justamente poder tomar imágenes a los perros para publicarlos y que la comunidad los vea antes de adoptarlos.
“La realidad es que las personas que quieren adoptar, por más que les demos las características, si no les mostramos una fotografía no lo confirman porque quieren saber cómo están, o lo ven y se enamoran a primera vista del perro”, concluyó Mariana Jara.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario