Masiva movilización por la desaparición de Alfonso Severo

Militantes de distintas agrupaciones políticas, sindicales y de derechos humanos se movilizaron anoche a la Plaza Independencia para pedir la aparición con vida de Enrique Alfonso Severo, testigo clave en la causa por el crimen de Mariano Ferreyra ocurrido en octubre de 2010, durante una manifestación de trabajadores ferroviarios.
Severo desapareció el miércoles por la noche, horas antes de su cita para declarar en los Tribunales de Comodoro Py en el marco del juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra.
Pablo Fernández, militante del Partido Obrero, explicó que Tandil se plegó a la convocatoria nacional “para declarar nuestro repudio a la desaparición de uno de nuestros compañeros, que es un ex trabajador ferroviario, que es un testigo clave en la causa por el asesinato de Mariano Ferreyra”.
Agregó que Severo el miércoles por la noche “desapareció de su casa, cuando iba a visitar a uno de sus nietos a unas quince cuadras. A partir de la mañana comenzaron ya las dudas de los familiares, que claramente lo vincularon con la causa porque era un testigo clave que podía llegar a desentramar la complejidad de la burocracia sindical porque conocía las actividades clandestinas patoteras que realizaban con total impunidad”.
Severo es un trabajador despedido de la empresa Ugofe del ferrocarril, que contaba con datos muy firmes en relación con el destino de las armas que se emplearon para asesinar a Mariano Ferreyra y herir gravemente a otros manifestantes.
Además, con anterioridad el testigo había sido amenazado, habían baleado su casa y el miércoles por la tarde recibió un llamado intimidatorio. A esto se sumó la intimidación a otro declarante en la causa, que se registró el lunes pasado.
Fernández expresó que “cuando a uno se le cruza el entramado patotero que manifiestan estas empresas, recurre a casos con bastante similitud como el de Julio López, que ya hace 6 años de su desaparición”.
El Partido Obrero denunció que “las patotas siguen actuando y la burocracia re podrida de la Unión Ferroviaria pretende seguir manejando el sindicato. Esto es posible porque cuentan con el apoyo de funcionarios de este Gobierno, con el que comparten el millonario negocio del ferrocarril junto a las empresas concesionarias”.
A través de un comunicado, agregó que “en un país, donde todavía reclamamos por la aparición con vida de Jorge López (el testigo clave para encarcelar al asesino Etchecolatz) o Luciano Arruga (en el marco de la mafia de la Federal), se impone el reclamo masivo por la aparición con vida de Alfonso Severo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario