Mayores Contribuyentes avalaron lo que la oposición definió como “tarifazo”

Tras la polémica que se suscitó días atrás en el Concejo Deliberante en torno al incremento del 30 por ciento en los principales impuestos comunales y el 30 por ciento más para el nuevo tributo de seguridad, ayer se llevó adelante una sesión extraordinaria donde votaron los concejales junto a sus mayores contribuyentes. Como se esperaba, la mayoría avaló el nuevo cuadro impositivo y hubo duras críticas de la oposición.
A las 18.30 comenzó la sesión extraordinaria en la cual los concejales y los mayores contribuyentes avalaron el incremento de tasas que había sido aprobado en la última sesión del año por los diez ediles del radicalismo más los dos del bloque del PRO.
El incremento consiste en una suba que ronda el 30 por ciento en los principales impuestos comunales y sobre eso, otro 30 por ciento para el nuevo tributo de seguridad que afecta a la Retributiva de Servicios, de Conservación y Mantenimiento de la Red Vial y Unificada a la Actividad Económica.
Los concejales radicales fueron acompañados por los mayores contribuyentes de la siguiente manera Gabriel Bayerque por Guillermo Granja; Nora Polich por Isabel Manito; Araceli De Vanna por Alfredo Tejerina; Carolina Gutiérrez por Patricia Gagey; Marcos Nicolini por Marcelo Giaconi; Matías Meli por Gustavo De Luca; Matilde Vide por Mercedes Fuente; Adolfo Loreal por María Nochetti; José Luis Labaroní por Carlos Alcobruni y Juan Pablo Frolik por Mirta Conte.
Del Frente Renovador, Gustavo Ballent asistió con Raúl Escudero y Beatriz Fernández con Marcelo Valle.
Del PRO, Claudio Ersinger fue con Stella Maris Vitoria y Pablo Díaz Cisneros con Luis Magnasco.
Finalmente, de los ediles del Frente para la Victoria, Darío Méndez estuvo acompañado por Antonio Ferrer, Rogelio Iparraguirre por Cristina Curuchet, Pablo Bossio por Walter Fernández, María Eugenia Poumé por Daniel Manzovich, Corina Alexander por Edgardo Guereniú y Facundo Llano por Fernando Rossi.

“Como votar a
libro cerrado”

En primer lugar, expresó su punto de vista la edil del Frente Renovador Beatriz Fernández acerca de la ordenanza preparatoria fiscal de este año y expuso la necesidad de hacer un resumen de lo debatido en la sesión del 30 de diciembre durante unas 4 horas por respeto a los mayores contribuyentes presentes en el recinto.
“Al haber existido un cambio de autoridades a nivel nacional y provincial, se retrasó la entrega del presupuesto a este Concejo Deliberante. De hecho, hemos votado dos prórrogas, y en realidad tuvimos menos de una semana para estudiar todo lo que significa el presupuesto”, lamentó.
Y recordó que el presupuesto que ya fue aprobado se basa en el plan político que desarrolla cada intendente y en un cálculo de recursos que incluye lo que viene de coparticipación provincial, y los recursos propios, que es lo que se trató ayer, la ordenanza preparatoria fiscal e impositiva.
“Es de un nivel de complejidad muy elevado para su estudio. Hay más de cien tributos que son incrementados en un 30 por ciento pero además hay tres tasas específicas (la Retributiva de Servicios, de Conservación y Mantenimiento de la Red Vial y Unificada a la Actividad Económica) que reciben, adicionalmente, una tasa complementaria para el Sistema de Protección Ciudadana de otro 30 por ciento”, resumió.
Asimismo, recalcó que “nunca en la historia de nuestra democracia joven a un intendente le ha faltado presupuesto y no necesitaba tener ningún concejal de su propio partido”.
En tanto, subrayó que “ser oposición no es oponerse a todo” pero en esta oportunidad desde el Frente Renovador decidieron “no acompañar” el presupuesto porque “era como votar a libro cerrado”.
No obstante, aclaró que de la ordenanza fiscal impositiva acompañaron la creación de la Tasa Complementaria de Protección Ciudadana porque “hace dos años el Frente Renovador está proponiendo resoluciones y ordenanzas en torno a seguridad y en un acto de coherencia absoluta nosotros dijimos está bien, tienen todas las herramientas legales, ahora faltan recursos para implementarlo”.
Pero explicó que están en contra de la gran suba de las tres tasas que tienen una doble imposición y consideró que hubiesen sido equilibradas con “la base imponible menos elevada” ya que evaluó que un “un 30 y sobre eso otro 30 afecta a algunos contribuyentes más que a otros”.
Y ejemplificó que en la Tasa Retributiva de Servicios hay casos de hasta un 600 por ciento de aumento “comprobado y recibido por la queja de un particular”.
Y adelantó que votaban a favor solamente del artículo 248 que hace a la creación de la Tasa Complementaria de Protección Ciudadana y el artículo 138 que es la base imponible para la tasa.

“Acompañar
la inflación”

A continuación, el concejal radical Marcos Nicolini argumentó el apoyo del bloque oficialista al incremento de tasas. En cuanto al tributo de Protección Ciudadana, indicó que los recursos se destinarán como apoyo a la seguridad en general y a la de protección local, adquisición de tecnología para el sistema de monitoreo y la capacitación de los nuevos efectivos.
En tanto, justificó el 25 por ciento en el que se incrementó el presupuesto respecto al año pasado con el fin de “acompañar la inflación” aunque no hay “índices que permitan saber fehacientemente cuál es la inflación real”.
Aseguró que el impacto del aumento no va a ser muy grande y lo comparó en algunos casos con el equivalente a unos cuatro litros de nafta.
Además, recordó las palabras de la gobernadora María Eugenia Vidal acerca de que la Provincia está quebrada y, por tal razón, la coparticipación “no es abundante”, lo cual haría necesario incrementar las tasas municipales.

Un “tarifazo”
inoportuno

A su turno, el edil Pablo Bossio tildó de “inoportuno” el “tarifazo” en este momento de “incertidumbre que hay en el país”. En ese sentido, consideró que va a afectar a los sectores más vulnerables.
Y sostuvo que “todos los años hubo certezas del aumento de los fondos coparticipables y este año no es así” y criticó el “endeudamiento” que va a llevar adelante la Provincia.
Momentos después Nicolini rebatió esos dichos en particular, recordando que “el endeudamiento viene de compromisos que tomó la gestión anterior” tomando dinero de cajas como IOMA, entre otras.
Gustavo Ballent, del Frente Renovador, coincidió con lo abusivo del aumento y aseguró que “va a haber muchos vecinos que no lo van a poder pagar”.
Y dio el ejemplo de un frentista que hasta diciembre pagaba 101 pesos de Tasa Retributiva de Servicios y ahora con el aumento le llegó en la factura 764,83 pesos. Entonces se preguntó “¿cuál es la proporcionalidad? Parece ser más de cuatro litros de nafta”, lanzó.
Y fustigó “Si esto no es un tarifazo, entonces ¿qué es?”.

Los votos
A continuación se procedió a la votación de los concejales junto a sus mayores contribuyentes que en general fue de 12 a favor (radicalismo y PRO) y 8 en contra (Frente Renovador y Frente para la Victoria), con excepción de la Tasa Complementaria de Protección Ciudadana, que tuvo dos votos más del Frente Renovador.
En tanto, el asunto que contemplaba el pavimento para la localidad de María Ignacia, tampoco fue acompañado por el Frente para la Victoria.
El único tópico que fue votado por unanimidad fue la segunda etapa del plan de entoscado de caminos rurales. u

///////////////////////////

SOSTUVO RAUL ESCUDERO

“El aumento
es exorbitante”
Raúl Escudero, concejal mandato cumplido y mayor contribuyente, consideró que, con excepción del artículo 248, el resto de los incrementos son “exorbitantes” y “no nos pueden poner el ejemplo de que en determinada casa el aumento significa cuatro litros de nafta porque también tenemos documentación que de 100 pesos han pasado a cobrarles más de 700”.
“Hay cierto desorden en la aplicación de la ordenanza impositiva, el cambio de coeficientes varía mucho los importes en porcentajes que van hasta 600 por ciento de incremento. Hay gente que realmente está muy preocupada. Esto está generando un gran descontento”, manifestó. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario