Mayoría de victorias locales: una tendencia que creció en los últimos tiempos

En el certamen anterior hubo un 51,05 por ciento de victorias de elencos anfitriones contra un 23,16 de los huéspedes -uno de los más bajos desde la temporada 1985/1986- y un 25,79 fueron empates. De esta manera, el Clausura pasado se convirtió en el segundo torneo, en 23 temporadas, con más alto porcentaje de los locales, mientras que el primero fue el del Apertura 2007, con el 54,21 por ciento (con apenas seis triunfos de distancia).
Esto puede relacionarse con esquemas más defensivos u ofensivos al salir a jugar, algo que varios equipos cambiaron radicalmente según su condición y el rival de turno. Entonces, frases como “vamos a salir a ser protagonistas en todas las canchas” o “tenemos que ir a atacar desde el minuto cero, por más que seamos visitantes”, utilizadas por los protagonistas, fueron de cabecera y sólo quedaron en promesas.
Las únicas excepciones fueron River, Estudiantes y Boca, que ocuparon los tres primeros lugares en el campeonato y en eventuales tablas como local y como visitante. En el primero de lo casos el elenco de Núñez fue campeón, el conjunto “xeneize” segundo y el “Pincha”, tercero; como anfitriones el primer puesto se mantuvo igual y se invirtió en los otros dos casos; y como visitante los “xeneizes” fueron los punteros, los platenses, escoltas y los “millonarios”, terceros. A la hora de confeccionar esas dos tablas hay varios detalles que resultan llamativos.
El caso más curioso fue el de Argentinos Juniors, que en su fortaleza de La Paternal terminó invicto, con siete victorias y dos empates, mientras que cuando salió de su casa quedó decimoquinto, con dos halagos, una igualdad y siete traspiés.
Otro detalle llamativo fue que, además del “Bicho”, otros tres conjuntos terminaron invictos como anfitriones y ellos fueron River, Estudiantes y Boca, mientras que el resto ganó al menos un encuentro en esa condición. En cambio, como visitante no se registraron equipos imbatibles y los que menos caídas cosecharon fueron justamente los “xeneizes”, el “pincha” y los “millonarios”, en tanto que Racing, Gimnasia de Jujuy y Gimnasia y Esgrima (La Plata) no pudieron sumar de a tres puntos cuando les tocó ser huéspedes.
Hay excepciones como Independiente, Newell´s y Colón, entre otros casos, que terminaron mejor ubicados cuando jugaron afuera, aunque sin superar la cantidad de puntos que obtuvieron adentro.
Al parecer la famosa media inglesa (ganar como local y no perder como visitante) llegó para meterse de lleno en el fútbol argentino y varios equipos, consciente o inconscientemente, ya la pusieron en práctica, pese a que en algunos casos pueda costarles caro en el balance final.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario