Memorias del zonal en Tandil

Un espectáculo con alternativas y golpes de escena tuvo el tercer acto de las Mayores del Sudeste en las sierras.

Intenso programa desarrollaron los cuatro grupos del Sudeste en el circuito La Cascada de Tandil, con ocho horas de actividad ininterrumpida. La fiesta regional bajó el telón casi a las 18.

Setenta y siete máquinas fueron de la partida en la Villa Don Bosco, asociándose al aniversario 77 del Tandil Auto Club, que mañana festejará un año más de vida.

Algo más de mil ochocientas personas bordearon el coqueto reducto tandilense con buenas propuestas, y calificados actores que destilaron oficio y manejo. En ese contexto, los pilotos con pasado en la Asociación Propietarios Autos de Competición exhibieron oficio y rodaje sobre el trazado de las sierras. Marcos Costas, Fabio Pedersen y Santiago Etchevarne destacados actores en los distintos desafíos.

La definición de Mar y Sierras “B”, y la segunda final de TC del 40, tuvieron explosión, maniobras al límite y golpes de efecto que deleitó a la muy buena concurrencia que disfrutó la kermesse, en el cautivante escenario de la Villa Don Bosco. El trámite complementario de las cupecitas entregó fragorosas y electrizantes alternativas con los invitados. Feliz por el espectáculo se lo vio al titular de las Mayores, Lucio Cinalli, que disfrutó la jornada desde el piso superior de la torre de control.

Los amantes de la más potente de la región no pudieron disfrutar la música de algunos motores como el año pasado. No fueron pocos los que se lamentaban no poder ver y escuchar la potencia y el sonido del motor del campeón Constantino Raúl Alonso. El “crédito” de Benito Juárez rompió un motor el sábado,  y el domingo acusó problemas en la transmisión.

En la segunda final de Mar y Sierras “A” y cerca del epílogo, “Carpi” Santiago se encontraba a Carlos Garmendia que transitaba con problemas en la primera variante. Ambos quedaban fuera de carrera por el golpe, con resultado poco favorable para el de Mar del Plata que debió ser atendido en pista, y luego derivado al Hospital Ramón Santamarina. Las consecuencias, si bien no fueron graves, le llevará cerca de un mes para recuperarse del traumatismo y fisura en dos vértebras.

Alegría y celebraciones de varios equipos. Por un lado la gente de Benito Juárez festejando la lucida victoria de Fabrizio Girado en Minicross, otro de los jóvenes iniciados en el semillero de talentos, y un protagonista para tener en cuenta. Miguel de Marcos y Julio Sacco en Mar y Sierras A, aportando una bocanada de aire fresco a la categoría con dos meritorias conquistas, y los serranos disfrutaron dos halagos muy particulares. El triunfo de Marcos Costas en la “B” marisierrista, celebrado con bombos y platillos por la familia, “la banda de los martes”, y el Team TPT Racing y la notable conquista de Martín Araquistain con Fabio Pedersen, dupla temible en el emblemático TC del 40, en una excitante definición.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario