La hipótesis fiscal se inclina por relaciones consentidas

Al aguardo de la evolución del delicado cuadro de salud que presenta la menor internada en Mar del Plata y al compás de un sinfín de versiones y conjeturas cruzadas sobre lo ocurrido en la noche del sábado madrugada de domingo, en una quinta de la zona de La Blanqueada, la instrucción penal avanza con el comparendo de testigos y demás diligencias para esclarecer el asidero de la denuncia por presunto abuso sexual.

Despojados de los comentarios y críticas que familiares de la víctima vertieron en micrófonos periodísticos de aquí y más allá de las fronteras también, los investigadores hasta aquí se inclinan como hipótesis más firme en las relaciones consentidas que habría mantenido la menor y un joven que participó de la fiesta en dicha quinta donde se festejaba un cumpleaños.

Es que al decir de la veintena de testimonios recogidos en la instrucción, todos (entre ellos amigas y primas de la menor) coincidieron en declarar que la menor estuvo con un joven toda la noche, con quien mantuvo relaciones sexuales en una de las habitaciones de la planta alta de la casaquinta.

Asimismo, la pesquisa hasta aquí determinó que en ningún momento hubo indicios y algún testigo que aludiera a una situación forzada o violenta que alertara sobre la violación que la familia de la menor ahora denuncia tras el informe médico del Hospital, una vez atendida por las lesiones que había sufrido tras ser embestida por una camioneta en la Ruta 226.

Si bien los instructores aguardan por la recuperación de la víctima y poder así contar con su versión de los hechos investigados, hasta aquí todos los testigos aluden a que a la menor siempre se la vio cómoda en el lugar en que se encontraba, que las amigas le dijeron de irse y ella prefirió quedarse con aquel joven y, de hecho, uno de los presentes habría sido testigo directo de las relaciones que la pareja mantuvo en una de las habitaciones.

También fue categóricamente descartada la versión que también se echó a rodar sobre una presunta complicidad del conductor de la camioneta, oriundo de Buenos Aires.

Al decir de la Justicia, el hombre ninguna relación tenía o tiene con el entorno del grupo de jóvenes que participó de aquella fiesta. Lamentablemente no divisó que la menor caminaba al lado de la cinta asfáltica y la impactó con el espejo del lateral derecho del utilitario.

Al advertir el choque creyó incluso que la joven iba en una moto y por eso preguntó por las luces del presunto motovehículo, a la vez que solicitó el servicio policial tras la colisión.

También se busca esclarecer sobre lo ocurrido en el corto trayecto en que la menor salió con un amigo de la quinta rumbo a la ruta. Si bien no se descarta ninguna posibilidad, a priori también se descree que pudo haber sucedido el abuso en dicha circunstancia con otro joven.

 

Un posible estupro

 

A la espera de los resultados peritales que hacen al hisopado que se le practicó a la víctima y ante la posibilidad de que se confirme que se trató de relaciones consentidas, también cabe la hipótesis de que se haya tratado del delito de estupro, al considerar que está involucrada una menor de edad. Empero, también los investigadores aludieron a la complejidad de probar dicha circunstancia ante las características de cómo se habrían sucedido los sucesos y el entorno del mismo.

Por lo pronto, ayer se realizó un allanamiento en la quinta donde se sucedieron los hechos en investigación, que servirán solo a título corroborativo de lo que ya está incorporado al expediente, siendo que ya está probado que sí hubo relaciones sexuales y también está determinado en qué circunstancias y lugar.

Así las cosas, y al aguardo de algunas diligencias procesales, se está a la espera de la evolución favorable de la menor y así poder escuchar su versión de los hechos, lo que permitiría despejar dudas, corroborar hipótesis y descartar las versiones que alimentaron el morbo, principalmente de los medios capitalinos.

 

“Ella tiene indicios de violencia, el cuerpo habla”, dijo la tía de la menor presuntamente violada

 

La tía de la menor que habría sido violada, Marisa Ciano, estuvo junto a otros familiares y el abogado defensor de la familia en la puerta de la quinta mientras se llevaba adelante el allanamiento y habló con El Eco de Tandil.

Lamentó que “tuvimos que hacer tanto movimiento para que recién ahora, después de cuatro días, vinieran a hacer un allanamiento. Les dieron tiempo para limpiar todo”.

“Si realmente hubiera tenido un accidente, la nena tendría que estar fracturada y no lo está. Lo que ella tiene son indicios de violencia, el cuerpo habla”, sostuvo.

En ese sentido, detalló que tiene “la panza raspada y no parece tener signos de un accidente, no tiene la cara lastimada ni fracturas. Pero sí está lastimada entre las piernas, los brazos, y tiene un golpe fuerte en la cabeza debajo de la oreja, que eso no lo habían dicho”.

“Son cosas raras, no entendemos por qué ella se lesionó y el hombre que iba con ella no. Fuimos a la caminera para ver la combi que la atropelló y no estaba. Además, desde el Hospital la llevaron por un accidente y se encontraron con que la nena estaba abusada”, manifestó.

El hecho

En cuanto a la información que pudieron recopilar de lo sucedido durante la madrugada del domingo, contó que “ella estaba con las primas, con mi hija también, y con un chico que se llama Lucas, que conoció en la fiesta, de 20 años”.

“Estuvieron bailando y él insistió en que ella se quedara. Las chicas le preguntaron ´vos la vas a llevar´ y él dijo que sí. Pero por lo que averiguamos él la dejó y se fue”, afirmó.

Y exigió saber “qué pasó en la quinta porque la nena, por los signos que tiene, no fue solo uno el que la violó”.

Admitió que sospechan “de todos” y hasta dudas “de que exista la combi y el accidente”.

Aseguró que su hermana está “destruida” y que seguirán buscando que se haga “justicia”. u

 

La adolescente fue trasladada al área de terapia intensiva

 

Luego de que el miércoles fuera trasladada al Hospital de Niños “Tetamanti” de Mar del Plata, ayer los médicos decidieron derivarla al área de cuidados intensivos, tras ver los resultados de la resonancia.

El doctor Alberto Manolio explicó que la menor se encuentra estable, pero “un poco más despierta, está conectándose de a poquito, así que estamos conformes con la evolución”.

Cabe recordar que la niña nunca despertó desde el domingo cuando sucedió el trágico hecho.

No obstante, aclaró que “en la resonancia se ven lesiones importantes, entonces hay que tomar un compás de espera, pero la evolución nos tranquiliza un poco”.

Si bien aún no habla, ayer comenzó a hacer gestos y moverse un poco, además de tener “reflejos mucho más importantes, así que hay que esperar un poco más, lo importante es que no se profundizó su estado de inconsciencia, sino que en horas ha ido mejorando un poco”.

“Es de esperar que se siga conectando, este tipo de estados neurológicos por lo general evolucionan así. Cuando están en coma postraumático y empiezan a despertar, lo hacen de a poco”, indicó.

Y explicó que decidieron derivarla al sector de cuidados intensivos porque “la resonancia nos preocupó, por eso la trajimos a un box en aislamiento que tenemos en terapia. Son lesiones de tipo hemorrágicas”.

El traslado

Por su lado, la directora del Hospital de Niños de Tandil, Marta Brea, explicó que la decisión de derivarla al nosocomio de Mar del Plata se debió a que “tiene un traumatismo de cráneo, estaba confusa, y a partir de eso se hizo una tomografía, donde se ven pequeñas hemorragias, se repitió la tomografía a las pocas horas y en la segunda tomografía se manifiestan las mismas lesiones”.

“Como era necesario hacer una resonancia y en Tandil no estaban dadas las condiciones hasta el jueves es que, si bien el cuadro no se estaba agravando, al persistir un estado confusional comatoso se decidió su traslado a Mar del Plata”, señaló.

Y aseguró que el día del accidente ingresó al Hospital alrededor de las 7 y al mediodía ya se había hecho la denuncia por presunción de abuso.

En tanto, los análisis toxicológicos en orina que se les realizaron a la menor dieron resultado negativo. u

 

El abogado de la familia dijo que “está constatada la violación”

 

El abogado defensor de la familia, Maximiliano Orsini, aseguró que “la familia no ha recibido ningún llamado de fiscalía hasta hoy (por ayer), ellos fueron a buscar información a fiscalía y les dijeron que tienen que esperar que la menor salga del estado de coma para declarar”.

“Tenemos un hecho de abuso constatado en el Hospital. Está constatada esta violación, hay rasgos físicos claros de lo que sucedió. Hay 10 personas que se quedaron con la menor en esta quinta. Yo no soy fiscal, pero entiendo que a partir del domingo se podrían haber tomado ciertas medidas de pruebas de cargo para ir encaminando la investigación”, opinó.

En tanto, expuso que “yo mantuve contacto con una menor de 15 años que estuvo en la fiesta toda la noche hasta las 5 de la mañana y ella vio cuando la menor se retira, vuelve a buscar la campera, es agarrada por la cintura por una persona de nombre Lucas, y había alrededor de 10 personas, entre ellas el DJ, y ella se queda sola con 10 hombres en la quinta”.

Adelantó que hoy se van a presentar en carácter de particular damnificado en la causa para solicitar medidas probatorias.

“Desde el punto de vista del examen genital fue violada y del físico, por fotografías que he visto, tiene rasguños en la zona abdominal, un hematoma en el brazo, lastimada la boca y la nariz. Quedará sujeto a análisis perital si esos golpes fueron de un accidente vial o de un puño o una mano”, señaló.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario