Mercado a futuro comenzaría a normalizarse a partir del lunes, aunque la liquidación de divisas podría demorarse

También se quejó por la permanencia de la resolución 543 de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) que impone un plazo de sólo 45 días para la liquidación de exportaciones, cuando el mundo opera entre 8 y 12 meses, situación que “debilita” las condiciones comerciales de la Argentina.
“La vigencia de la resolución 125 impedía que los mercados a futuro funcionasen”, sostuvo el titular de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en diálogo con radio Del Plata.
Tras destacar que “la Argentina tiene un sistema sofisticado que lo distingue de los países de la región en el sistema de comercialización, porque permite a los pequeños y medianos productores administrar sus cosechas y proteger sus inversiones”, Forbes cuestionó “que esto no pudiese operar era un gran atraso en todo lo que habíamos podido lograr a lo largo de los años”.
Tras la derogación de la polémica resolución 125, que había impuesto el sistema de retenciones móviles a las exportaciones de granos, evaluó que “a partir del lunes próximo el mercado a futuro va a comenzar a normalizarse”.
No obstante, aclaró que “el tema de las liquidaciones va a llevar más tiempo porque el grueso de la soja se recibe, se muele, se procesa, se embarca y recién ingresan las divisas”, aunque “puede ser que algo de divisas ingresen porque por esto de la prefinanciación de exportadores puede que ingresen para pagar la soja en el mercado local”.
“La liquidación de exportaciones siempre lleva un proceso más largo”, puntualizó el especialista en mercados a futuro. En cuanto al posicionamiento de la Argentina en el mundo del comercio de granos internacional, Forbes cuestionó “una medida que también afecta el funcionamiento del mercado que es la resolución 543 de la ONCCA, que establece plazos muy cortos entre la compra de la mercadería, la declaración y el embarque”.
“Un plazo de 45 días en un mercado internacional que trabaja con previsibilidad de 8, 10 o 12 meses de antelación nos condena a la Argentina a ser un proveedor de mercadería disponible que tiene un descuento sobre lo que vale el resto de la mercadería”, explicó el titular de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Asimismo, remarcó que “nadie trabaja en plazos tan cortos”, dado que “cuando se sale al mercado a ofrecer con esas condiciones se sale comercialmente muy débil”.
Forbes también se refirió al camino que se debe comenzar a recorrer tras la derogación de la resolución 125. Si bien destacó que “toda la línea técnica de la Secretaría de Agricultura entiende todo” lo que hace a la política agropecuaria, remarcó que “hay que terminar con los prejuicios y sentarse a hablar claro, y conocer cómo funciona esto en el mundo”.
“La Argentina no es que va a fijar las normas del comercio internacional del commidities, no vamos a cambiar las modalidades por decreto”, enfatizó Forbes.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario